Lunes 19 de agosto de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 3.17.2017

#AHORA Quieren desalojar Acoplados del Oeste

La fábrica de acoplados que fue recuperada por sus trabajadores luego de la quiebra de la familia Pettinari, está en estos momentos rodeada por más de 1000 efectivos de infantería y 200 de caballería. Los efectivos ingresaron a la madrugada y sacaron a los obreros por la fuerza. Los obreros temen que devuelvan la planta a sus antiguos propietarios.

Jorge Gutierrez, presidente de la cooperativa ADO (Acoplados del Oeste), explicó que pasadas las 3:30 de la madrugada, efectivos de la policía bonaerense se hicieron presentes en las inmediaciones de la planta, ubicada en la localidad de Merlo. Allí sacaron a los trabajadores a la calle por la fuerza, quienes se quedaron en la puerta a la espera que se resuelva la situación. Los acompañan efectivos de infantería y caballería de la policía bonaerense.

Con la firma de Ricardo Fraga, quien está a cargo del Juzgado de Garantías N°2 de Morón, ordena la “restitución de la posesión” del inmueble donde funciona ADO a sus antiguos dueños: la familia Pettinari. La empresa a principios del 2015 comenzó a dejar de pagar los sueldos y redujeron el personal de 374 a 188 empleados. Tras 40 días de conflicto a la vera de la ruta, resolvieron constituirse como cooperativa y recuperar su fuente de trabajo. El 7 de julio de ese año se constituyó como cooperativa y en agosto se inició el proyecto de expropiación, aprobado por ambas cámaras y vetado en 2016 por el poder Ejecutivo provincial a través del decreto 307/2016.

En estos momentos, se está haciendo un inventario de las herramientas y máquinas que hay dentro de la planta, y los trabajadores temen que pretendan armarles causas por supuestos faltantes. Mientras tanto, la fábrica continúa bajo custodia judicial y se teme que la vacíen para devolvérsela a los Pettinari.

Organizaciones sociales y políticas se van sumando en el transcurso del día a acompañar la resistencia de los obreros para no perder su fuente de trabajo. Es el caso de Beatriz Roldan, militante del MUP, quien aseguró que la situación es “preocupante”. También se encuentra presente el diputado por el FPV Miguel Funes, quien agregó una señal de alerta sobre la situación: “el grueso de los efectivos presentes están sin la identificación correspondiente” denunció.

Funes es Presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados bonaerense, y además, integra la comisión de Trabajo. En diálogo con P&M manifestó que “preocupa ver la actitud de María Eugenia Vidal” ya que “El proyecto de expropiación –de ADO- se había votado de forma unánime, y cuando digo unánime digo también los diputados del bloque al que pertenece la gobernadora”, sentenció el diputado. Agregó además que “esto demuestra para qué lado de la balanza se inclina la gobernadora”.

En 2016 se aprobó en amas cámaras un proyecto que suspendía toda acción judicial contra los integrantes de la cooperativa ADO, pero el Juez de Morón hizo caso omiso a la resolución parlamentaria. Los trabajadores de esa planta del oeste del conurbano bonaerense esperan que resuelvan a la brevedad esta situación que perjudica su fuente laboral.