Domingo 22 de septiembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 19.17.2017

Más femicidios, menos presupuesto

En un contexto donde los femicidios y la violencia de género se ven en aumento, el gobierno encabezado por Mauricio Macri reduce los fondos destinados a erradicar esta problemática.

El 11 de enero, con la firma del Jefe de Gabinete Marcos Peña, se publicó en el Boletín Oficial una reasignación de fondos para el Consejo Nacional de las Mujeres y para el Plan Nacional de Acción contra la violencia de género, que se traducen en 67 millones de pesos menos que lo pautado en el Congreso.

Contra esto, organizaciones sociales realizaron una demanda al Estado Nacional por el uso de “superpoderes” para recortar el prespuesto. El amparo judicial fue presentado por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), la Comisión Argentina de Migrantes y Refugiados (CAREF), la Fundación Mujeres en Igualdad (MEI) y la Fundación Siglo 21.

Desde la Alianza Cambiemos, respondieron, casi metódicamente, que “fue un error” que iba a ser subsanado, pero a más de un mes de esta publicación oficial, el presupuesto sigue siendo el mismo. En esa línea, el Consejo Nacional de Mujeres, encabezado por Fabiana Tuñez, lanzó un comunicado señalando también ese error y que contaban con el presupuesto necesario.

Sin embargo, estas declaraciones no cuentan con sustento legal y en la web de la Secretaría de Hacienda, donde se detallan los fondos, esa supuesta equivocación tampoco está corregida. Siguen figurando $96,5 millones cuando deberían ser $163,5 millones los asignados.

El propio presidente, en la conferencia de prensa brindada esta semana, fue indagado por una periodista méxicana acerca de esto. “No es verdad. El presupuesto aprobado es el que estamos ejecutando y también tenemos un compromiso inédito en la historia de Argentina en la batalla contra la violencia de género" respondió Macri.

Cabe destacar que ese “compromiso inédito” está dando resultados positivos. La semana pasada el Instituto De Politicas De Genero Wanda Taddei reveló que sólo en 43 días hubo en Argentina 57 femicidios, lo que se traduce en una muerte cada 18 horas. En 2016, se hablaba de una cada 22 horas, mientras que durante el último año de Cristina Fernandez de Kirchner eran cada 30 horas.

Por otra parte, el año pasado se dio un hecho inédito en nuestro país; en tres oportunidades las calles fueron escenario de grandes manifestaciones en reclamo de políticas públicas y derechos: el 4 de junio se dio el #NiUnaMenos, el 19 de octubre fue el Primer Paro Nacional de Mujeres y el 25 de noviembre se marchó por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer bajo la consigna “Vivas y felices nos queremos. Ni una menos, ni un derecho menos”. A lo que hay que sumarle el habitual Encuentro Nacional de Mujeres que fue récord en participación.

En todas estas ocasiones, las agrupaciones y asambleas organizadoras coincidieron ante la falta de politicas públicas y en un contexto economico de ajuste, se recrudece la violencia y la exclusión de las mujeres.

Las críticas a lo realizado por Cambiemos no solo vienen de adentro, sino también de afuera. A fin de año, una delegación del Gobierno nacional encabezada por Fabiana Tuñez viajó a Ginebra para dar explicaciones sobre esta temática ante el Comité Contra la Discriminación de la Mujer (CEDAW) de la ONU, titubeando a la hora de dar respuestas. Este organismo internacional señaló entonces un retroceso notorio durante 2016, por lo que brindó recomendaciones para “evitar políticas regresivas en los próximos años”.