Martes 21 de mayo de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 20.16.2016

Escandalosa sesión en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires.

Diputados del FPV denuncian censura en la sesión que aprobó la ley de Emergencia Administrativa mientras las calles eran copadas por miles de trabajadores que se oponen a lo que consideran una nueva ley de flexibilización laboral para el sector público.

“Realmente vivimos un grave hecho de censura por parte de las autoridades de la Cámara de Diputados al no permitirnos el uso de la palabra como representantes del pueblo. Por ello, nos quedaron dudas de qué estábamos votando y cuál fue el resultado real. Tampoco se respetaron los acuerdos previos de los proyectos que se iban a tratar. Nos preocupa el proceder de las autoridades, dado que este hecho representa un grave atentado a la democracia. Nosotros queríamos dar el debate”, manifestó la diputada del FpV y miembro del FTV - Miles, agrupación que conduce Luis Delía.

Durante la sesión donde se convirtió en ley el Proyecto de Emergencia Administrativa y Tecnológica la ley se votó sin debate. Aprovechando el alboroto y el descontento que se produjo en el recinto por parte de los legisladores, frente a la negativa de permitir el ingreso de una delegación de representantes de los trabajadores a los palcos, decidieron apresurar todo y, la denominada “Ley de Flexibilización Laboral” se dio por aprobada.

Tras la fuerte discusión, Sarghini pidió que se vote la ley que contó con el apoyo de la alianza de gobierno entre el Frente Renovador y Cambiemos.

Los tres Bloques: FPV, FPV-PJ y Peronismo para la Victoria-FPV, brindaron una conferencia de prensa para dar a conocer “este avasallamiento del buen funcionamiento de las instituciones democráticas y solicitaron que se vuelva a tratar de forma legítima y nominal y que se garanticen los derechos de todos/as los y las trabajadores/as”, tal como informó la diputada Alicia Sanchez.

EN LA CALLE

Mientras tanto en las calles, una columna de más de 20 cuadras de estatales bonaerenses se movilizaba hasta la Legislatura de la provincia en repudio a la ley de Emergencia administrativa.
La ley aprobada, cercenadora de los derechos de los trabajadores de la administración pública, es una ley inconstitucional y un escándalo político comentaban los dirigentes gremiales.