Lunes 10 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
ENTREVISTAS | 3.16.2016

“Veo un gran retroceso en lo que se viene"

Con 47 años de edad, más de la mitad de su vida en los escenarios del under porteño y bateas federales, el bajista de Pez, Gustavo Fósforo García, hincha acérrimo de Boca y portador de una personalidad afilada en temas sociológicos, analiza el último disco de la banda “Rock Nacional”, recién salidito del horno, como así también la coyuntura política y cultural en la era de la “revolución de la asquerosa alegría”.

Ahora que lo pienso Pez me llegó de grandecito, aunque nunca es tarde para dejarse atravesar por esta banda que se autogestiona frente al alocado mercado super star. Y si lo pienso mejor, me llegó en la época del mp3, muy diferente a otras bandas que entraron a principios de los ’90 por los tdk grabados que provenían desde La Plata hasta mi pueblo… Pero llegó y me voló el mate. Los vi varias veces en Santana, en el Oeste…donde está el agite. Pero esto no va de mí, sino sobre lo que piensa Gustavo del arte musical y lo social-político y económico…también.

¿Cómo llegaste a la música y cómo fue ese camino musical hasta llegar a Pez?

Creo que desde la panza de mi vieja. Ella me contaba que de bebé me relajaba poniéndome vinilos de Mozart. Ella tenía un piano que era suyo desde niña… entonces en mi infancia tuve un piano como juguete a mi disposición y sacaba de oído las melodías que escuchaba en las propagandas o en la radio. A los 10 años fui unos meses a estudiar piano pero con mi familia nos mudamos y tuve que dejar. Luego a los 15 les pedí a mis viejos una guitarra y a los 17 agarré el bajo y me volví loco de amor.

¿Qué es lo que te conmueve más de la música?

No tengo idea. ¡Todo! No sé exactamente cómo opera la cosa… creo que es algo totalmente subjetivo y que cada uno procesa la música (y el arte, y también la realidad) como puede. Lo que sé es que determinada música me conmueve y me emociona hasta físicamente.

Habrás escuchado las últimas declaraciones de Charly García o Billy Bond sobre el rock nacional, sobre que hay un vaciamiento ideológico. Charly hasta se animó a decir que lo que se está haciendo en la actualidad es una garcha atómica ¿Cuál es tu opinión al respecto y cómo podés relacionarlo con el nuevo disco de Pez, que lleva el nombre de Rock Nacional?

Yo entiendo que si Charly está escuchando sólo lo que se pasa en la tele como rock nacional se quiera cortar los huevos. El punto es que por debajo de eso está lleno de proyectos increíbles y no lo veo a él hoy día recorriendo la noche en busca de belleza musical como tal vez hizo en otras épocas. Creo que hay muchísimas bandas y solistas haciendo música de gran calidad y creatividad, proyectos muy personales y originales. Hay que entender la diferencia entre esperar que te caiga la música de arriba (por ejemplo, de la radio o sentado viendo la tele) e ir a buscarla ahí donde se están gestando las cosas.

En cuanto al disco de Pez es un nombre con el que tal vez queremos arrimar el bochín a la hermosa tradición del Rock Nacional, del que nos sentimos parte.

Formando parte de una banda que se autogestiona, ¿cómo ves el logro del Instituto Nacional de la Música (INAMU), a través de la ley nacional de la música? ¿Participaron alguna vez de alguna de las charlas, mesas federales u otra instancia?

Está buenísimo lo que están logrando. Para decir verdad, siempre fuimos algo reacios a socializar y siempre encaramos todo solos, con nuestros amigos. No es que estemos orgullosos de eso: es como sabemos hacer las cosas. Pero reconocemos cuando se hacen las cosas bien y está buenísimo que desde una instancia oficial se puedan hacer cosas piolas por los músicos.

¿Cuál es el costo y el beneficio de formar parte de una banda autogestionada?

Cuesta hacer todo nosotros. Pero no nos quejamos de eso y el beneficio es la libertad absoluta: sólo perseguir nuestro deseo dentro de las posibilidades con las que contamos.

Si bien puede pecar de trillada la pregunta ¿cómo se da el “proceso compositivo” de la banda?

No existe un modo de hacer las cosas. Llegamos a nuestra música de muchas maneras distintas. Sea de alguna idea individual de alguno de nosotros que entre todos va tomando forma… o cosas que se van armando de casualidad en los ensayos, o composiciones que llegan casi cerradas. No tenemos algo así como un método.

Están constantemente realizando giras por todo el país ¿Cómo ves la realidad (socio-cultural) de esos lugares a donde van a tocar, sobre todo la de los últimos meses?

Estamos en el inicio de un gran cambio en los que aún casi ni viajamos. Hasta el año pasado podría decirte que vimos cambiar mucho el interior de país… un gran crecimiento económico pero sobre todo cultural. Nos encontramos con increíbles bandas en toda la geografía nacional y creo que tiene que ver con el crecimiento económico y la posibilidad de poder tener un consumo cultural extendido a gran parte de la población, y de contar con los recursos para encarar proyectos artísticos propios.

Ojalá que me equivoque, pero veo un gran retroceso en lo que se viene, ir a escuchar música en vivo se está convirtiendo en un gusto que sólo podrán darse determinadas clases sociales. Lo mismo para dedicarle tiempo a la creación, nos quieren produciendo y viviendo en la mera subsistencia.

¿A parte de ser el bajista de Pez tenés algún otro laburo u ocupación? ¿Y cómo vivís esa realidad laboral actual con lo que está ocurriendo en el presente con la ola de despidos, etc.?

Trabajo cómo técnico en el CONICET: manejo un archivo digital de lenguas originarias en peligro de extinción. Por suerte en el Ministerio de Ciencia y Técnica no hubo ni habrá despidos, al menos por ahora.

¿De dónde viene tu interés por la política, qué podés decir de la militancia y qué análisis podrías llevar a cabo sobre la actualidad de América Latina y el mundo?

Siempre me interesó la política en tanto transformadora de una realidad que nunca me gustó. Siempre me sacó de quicio la injusticia como así también siempre fui un enfermo de la lectura; pude dar con mucho material de política, economía e historia. Hace mucho tengo claro que detrás de todos los distintos procesos existentes se encuentra la economía, que no es otra cosa que una herramienta de búsqueda de poder de individuos y grupos de personas. Las guerras políticas y de religión, las migraciones, todo tiene una razón última económica detrás.

En cuanto a la realidad actual es compleja: luego de experimentar cierta independencia de los poderes fácticos en toda Latinoamérica, estamos viendo un avance del neoliberalismo impulsado desde EE.UU. En todo el mundo se ve un proceso de concentración de riqueza que no creo que se revierta por el momento. Si a eso se le suma el negro pronóstico de la devastación del planeta en pos de la producción con el único objeto de la acumulación de poder, creo que estamos fritos.

Sueños y expectativas a nivel personal, grupal y como país. Perspectiva de futuro.

Espero que como sociedad podamos torcer el rumbo nefasto que está tomando el país. Siento mucha angustia sobre todo por mis hijos, ya que una descomposición social como la que se viene va a tardar décadas en arreglarse. De hecho, durante los 12 años de crecimiento que experimentamos como sociedad tuvimos que convivir con todo el daño hecho en décadas anteriores. Éste es un gran retroceso y es imposible saber del todo las consecuencias. Es preciso una instancia superadora del kirchnerismo que a la par de fomentar la inclusión social (EL gran logro de estos años) tenga en cuenta corregir el modelo extractivista sojero de los suelos y la megaminería. Creo que hay alternativas viables y ejemplos de un tipo de consumo sustentable y sano.

En cuanto a la banda, empezamos a notar un decaimiento en nuestra actividad. Cuando el año pasado giramos por México, recuerdo una charla donde el dueño del boliche en Texcoco nos decía sobre cómo habían cambiado los hábitos culturales allá: la gente en estos años había suspendido casi cualquier consumo cultural. Muy pocos iban a ver música en vivo, casi todos los trabajadores tenían apenas para subsistir: alimentos, traslado y vivienda, nada más. Casualmente México en la actualidad es el país con el menor salario básico de toda Latinoamérica. Creo que la idea de quienes gobiernan hoy es acercarnos a esa realidad: pretenden llamar a inversores extranjeros a costa de la vida digna de los trabajadores. Ojalá tengamos el suficiente nivel de reacción para impedirlo.

Enciende el fósforo que el pez nadará contra la corriente

Portadores de un distintivo modo de hacer rock, que va desde lo progresivo a lo psicodélico, o de lo punk al Rock a secas, Pez se ha transformado en una banda de culto con 14 álbumes editados, que intenta rodar por nuevas rutas culturales. Fósforo ya encendió el camino, teniendo en cuenta que uno se hace camino al andar.

Recomendados

Último disco “Rock Nacional”: https://www.youtube.com/watch?v=lfHc9Vwz7Hw

Fanpage PEZ: https://www.facebook.com/PEZdeBsAs/?fref=ts

Página web: http://www.pezdebuenosaires.com.ar/

Fuente: http://revistappv.com.ar/

Tags: Pez , Rock Nacional