Martes 11 de agosto de 2020
Facebook Twitter Instagram RSS
INTERNACIONAL | 8.15.2015

Morales pide a movimientos sociales unirse a Francisco para liberar a los pueblos del mundo

"Como Presidente y dirigente nunca antes podía sentir que un Papa podía compartir un mensaje de paz y de justicia social", dijo el mandatario tras señalar las coincidencias con el Pontífice.

El presidente Evo Morales pidió a los movimientos populares que participan de un encuentro mundial en Santa Cruz, al este de Bolivia, formar una yunta con el papa Francisco para liberar a los pueblos del mundo.

En su discurso de inauguración del II Encuentro Mundial de los Movimientos Populares que concluirá el jueves con la presencia del Sumo Pontífice que llegará a Bolivia, el Presidente indígena afirmó que los movimientos populares tienen una "gran responsabilidad frente a los problemas del mundo".

"Tenemos enormes coincidencia con la políticas económicas, sociales con el Papa, coincidencias de cómo vivir bien. Como Presidente y dirigente nunca antes podía sentir que un Papa podía compartir un mensaje de paz y de justicia social", remarcó.

A su juicio, el encuentro mundial de movimientos sociales no debe ser sólo para "saludarse", "sino para liberar a todos los pueblos del mundo" y agregó que la lucha de los pueblos indígenas debe dotarse de un documento sólido, que sirva también para que otros pueblos se liberen de la injusticia del mundo.

Remarcó que por primera un Papa convoca a los movimientos populares a pronunciarse para resolver los problemas del mundo, para emitir un documento.

"Tenemos mucha responsabilidad", puntualizó y abogó por un trabajo serio, confiable, para presentar un documento de conclusiones que exprese el sufrimiento, el pensamiento y el sentimiento de los movimientos populares.

"Yo siento que de verdad el nombre francisco hace honor, orgullo a los pueblos y a la Iglesia porque resalta a San Francisco de Asis, un santo de los pobres, que renunció a la riqueza y atendió con caridad para ayudar a los pobres y atenderlos. Siento que en este tiempo estamos en tiempo de liberación de los pueblos", refrendó al considerar que se acabó el tiempo de las oligarquías y de las jerarquías.

En ese contexto, el gobierno boliviano tiene previsto fortalecer en La Paz un pacto contra la pobreza con el papa Francisco, cuya agenda prioriza la labor social y preferencia por los pobres al tradicional modo de ser monárquico de los jerarcas eclesiales.

El 19 de marzo, en la homilía de la misa de inauguración del pontificado, el papa Francisco aseguró que era obligación de los sucesores de Pedro "poner sus ojos en el servicio humilde" y "abrir los brazos para custodiar a todo el pueblo de Dios y acoger con ternura y afecto a toda la humanidad, especialmente los más pobres, los más débiles, los más pequeños".

"Cómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres", proclamó también el papa latinoamericano que obsequió al presidente boliviano en una de sus visitas al Vaticano el libro titulado 'Del lado de los pobres, Teología de la liberación'.

A poco más de dos año de pontificado, muchos se han preguntado si el actual papa Francisco es un seguidor de la Teología de la Liberación, lo que para muchos teólogos y analistas es una pregunta irrelevante, puesto que lo importante es la liberación de los oprimidos, de los pobres y de los que sufren injusticia.

"Al mundo de hoy le falta llorar, lloran los marginados, lloran los que son dejados de lado, lloran los despreciados, pero aquellos que llevamos una vida más o menos sin necesidades no sabemos llorar", es una de las frases más ponderadas de Francisco.

Fuente: Ansur