Viernes 23 de agosto de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
#Elecciones2015 | 29.15.2015

Massa bajaría su candidatura presidencial en los próximos días

Según el portal politicargentina.com una fuente cercana a la Intendencia de Tigre confirmaría está decisión. Tendría que ver con los números que muestran las encuestas, la gran cantidad de dirigentes que se fueron del Frente Renovador y la falta de recursos para financiar su campaña y habría sido uno de las razones de por qué se aceleró la fuga de dirigentes. El empresario colombiano podría sumarse a la campaña de Mauricio Macri.

Luego de que se confirmara que el intendente de Merlo, Raúl Othacehé, abandonó el massismo para regresar al Frente para la Victoria, y que el ¿hasta hoy? precandidato a gobernador bonaerense por el Frente Renovador, Francisco De Narváez, declinaría sus aspiraciones a la gobernación bonaerense, fuentes cercanas a la Intendencia de Tigre le aseguraron a Política Argentina que Sergio Massa se bajaría de la disputa presidencial.

Política Argentina ya había anticipado la posibilidad de que Massa abandonara sus aspiraciones de competir en las elecciones presidenciales de este año, agobiado por la gran cantidad de deserciones que sufrió su fuerza y ante una marcada caída en las encuestas. El momento de la decisión final debería ser en las próximas semanas, ya que el 10 de junio es el fin del plazo para la presentación de alianzas y el 20 para la presentación de candidaturas.

Según reveló la fuente tigrense, la decisión de Massa se habría confirmado luego de que importantes empresarios como Carlos Bulgheroni y Jorge Brito le comunicaran al tigrense que ya no aportarían dinero para su campaña presidencial. "Bulgheroni y Brito decidieron no apostar a un candidato que está cayendo en las encuestas", aseguraron a Política Argentina.

De concretarse, la noticia generará un revuelo muy importante y repercutirá en una cantidad de dirigentes que forman parte del despliegue territorial nacional que se encolumnó detrás del candidato presidencial del Frente Renovador. Muchos de ellos ya estarían buscando un lugar dentro del sciolismo y el macrismo, lo que explicaría por qué se aceleraron las fugas de intendentes y otros dirigentes al PRO y el Frente para la Victoria.

Sin embargo, Massa no se sumaría (como se especulaba) a una gran interna opositora, sino que, a sus 43 años, seguiría con su banca en Diputados y buscaría forjar un espacio que algún día le permita llegar a la Casa Rosada.

El caso De Narváez

Luego de que Francisco De Narváez armara revuelo al interior del Frente Renovador con su decisión de competir por la gobernación bonaerense bajo el sello massista, lo que generó roces con sus rivales en la primaria y con dirigentes de ese espacio, el diputado nacional nacido en Colombia se habría bajado también de su candidatura, en este caso para suceder al gobernador bonaerense, Daniel Scioli.

No obstante, todavía no se confirmó que el empresario vaya a recalar al PRO, como se especulaba.

Cómo está compuesto hoy el Frente Renovador

Si bien el massismo se había consolidado como un nuevo partido que podía diputarle el poder al Frente para la Victoria, con el paso del tiempo su armado político territorial se fue debilitando. En el caso de la provincia de Buenos Aires, Sergio Massa había logrado el apoyo de 25 intendentes, que en su conjunto sumaban una cantidad de electores de 3.358.570.

Sin embargo, a medida que se acercan las elecciones presidenciales, varios de los dirigentes políticos más fuertes con los que contaba comenzaron a abandonar el espacio. Una de las bajas más importante fue la de Darío Giustozzi, quien gobierna Almirante Brown y cuenta con 404. 993 electores. También, se retiraron Carlos Oreste, de Conorel Pringles; Sandro Guzmán, de Escobar; Jesús Cariglino, de Malvinas Argentinas; Raúl Othacehé, de Merlo, una de las localidades con más cantidad de electores; Humberto Zúccaro, de Pilar; y Gustavo Posse, de San Isidro.

A partir de esa transformación que sufrió la estructura del Frente Renovador en la provincia de Buenos Aires, actualmente solo quedan 18 intendentes bonarenses brindándole su apoyo y entre todos ellos suman 1.713.489 electores, mientras que los que se fueron del massismo juntan 1. 645.841.