Lunes 10 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 7.15.2015

Malvinas: Río Grande formalizó queja ante la ONU por militarización en las islas

La ciudad de Río Grande, en Tierra del Fuego, formalizó hoy un reclamo ante el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) al rechazar la decisión del gobierno del Reino Unido de profundizar el proceso de militarización de las Islas Malvinas. Adem;as s y solicitando una condena internacional para ese proceder.

La queja fue materializada a través de una carta suscripta por el intendente riogradense, Gustavo Melella, y por el presidente del Centro de Veteranos de Guerra de esa ciudad, César González.

La misiva fue dirigida a la representante continental ante el Consejo de Seguridad de la ONU, la embajadora venezolana María Gabriela Chávez, y su contenido fue difundido hoy por fuentes oficiales.

“Recientes declaraciones ante el Parlamento Británico del Secretario de Defensa del Reino Unido, Michael Fallon, confirman la decisión geopolítica de ese Estado de profundizar el proceso de militarización que se está llevando adelante en nuestras islas, vulnerando el armónico equilibrio que mantienen todas las naciones sur atlánticas”, afirma el escrito, y advierte que la situación se vuelve más compleja “con la introducción que se está llevando adelante en la región de armamento con capacidad nuclear”.

La carta firmada por el intendente de Río Grande expresa que “Malvinas no sólo representa para nosotros un resabio de un colonialismo anacrónico e inaceptable, sino también la imposibilidad de vivir en una región de paz”.

Más adelante, agrega que la militarización “atenta no sólo contra los propios propósitos y principios plasmados en la Carta de las Naciones Unidas como así también una multiplicidad de normas internacionales, sino también lesionan nuestro derecho como pueblo de crecer y vivir en paz”.

La nota también hace hincapié en el 50 aniversario de “inobservancia e incumplimiento del Reino Unido de la resolución 2065/65 que instando a la partes a la negociación y resolución del conflicto, reconoce la disputa soberana como una situación colonial”.

“La República Argentina, las hermanas naciones latinoamericanas y todo país libre del mundo respetuoso del Derecho Internacional, continuarán llevando adelante el reclamo por nuestra tierra secuestrada, pero creemos que cuestiones como garantizar el derecho de nuestro pueblo a vivir en paz es una atribución indelegable”, añade el documento.

Por su parte, el intendente Melella declaró hoy que el incremento de la presencia militar en Malvinas “es un fuerte llamado de atención para la región”, aunque advirtió que “nuestro arma más fuerte es y será la palabra y la verdad histórica”.

“Es la primera vez que una ciudad, como Estado, hace este reclamo siguiendo el camino marcado por nuestro Gobierno Nacional, que realmente ha puesto el tema Malvinas sobre la mesa internacional y ha conseguido adhesiones importantes”, sostuvo Melella.

A su vez, el titular del Centro de Veteranos de Guerra indicó que “este reclamo de la ciudad es el que comparte toda la Nación y el que viene llevando la diplomacia del país”.

“Los argentinos entendemos a Malvinas como parte de nuestros territorio, a diferencia de Inglaterra que lo considera una base militar, un gran portaviones con proa a la Antártida”, definió el ex combatiente.

Fuente: Télam