Jueves 06 de agosto de 2020
Facebook Twitter Instagram RSS
MEDIOS | 13.20.2020

El canciller de Eslovaquia instó a la Unión Europea a reconocer a Guaidó como presidente de Venezuela

El país de Europa del este lo hizo a principios de julio, y ahora Bratislava busca persuadir a las autoridades del bloque regional a desconocer al gobierno de Nicolás Maduro.

Días después de las rispideces entre el gobierno venezolano y las autoridades estadounidenses, las presiones sobre el país latinoamericano comienzan a sentirse en el viejo continente.

El ministro de Relaciones Exteriores de Eslovaquia, Ivan Korcok, pidió por el reconocimiento del dirigente opositor de Venezuela como presidente en la previa a una reunión con funcionarios de países europeos.

“Queremos llevar a la Unión Europea (UE) a la unidad cuando se trata de reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela”, expresó el canciller eslovaco.

El bloque regional celebra esta semana su primera Comisión Europea presencial desde el inicio de la pandemia, que reúne en Bruselas a los presidentes y principales funcionarios de las naciones que la conforman.

Juan Guaidó se autoproclamó en 2019 presidente encargado del país sudamericano como líder de la Asamblea Nacional. Se trata de uno de los líderes políticos que ha cuestionado en los últimos años la legitimidad del gobierno de Nicolás Maduro, denunciando irregularidades en los comicios y la vida política venezolana.

El canciller eslovaco en reunión con pares europeos durante la Comisión Europea.

En esta empresa, el líder opositor consiguió el apoyo de medio centenar de países, entre lo cuales se encuentra Eslovaquia, que lo reconoció como mandatario a principios de este mes.

De los 27 países que constituyen el bloque europeo, todos menos Chipre e Italia ya tomaron la misma decisión de considerarlo presidente interino. Sin embargo, la Unión Europea como entidad aún no ha oficializado esta posición, como tampoco el reconocimiento de la reelección de Maduro en mayo de 2018.

La comunidad política del viejo continente había sancionado a Venezuela en 2017, imponiendo además un embargo de armas. En esa ocasión, se trató del primer país latinoamericano alcanzado por medidas de la UE, que a su vez se manifestó preocupada por aliviar la crisis económica y social de la sociedad venezolana.

Recientemente hubo una nueva serie de sanciones a funcionarios y opositores disidentes el país americano, tras lo cual se desató una pugna diplomática entre las partes. Tras un lapso de tensiones entre Caracas y Bruselas, la conflictividad fue decreciendo y Maduro incluso dio marcha atrás con la decisión de expulsar a la embajadora del bloque en Venezuela.

Con información de AFP.