Lunes 01 de junio de 2020
Facebook Twitter Instagram RSS
LOCALES | 28.20.2020

Tras la sanción de un decreto, en Olavarría preparan despidos de empleados municipales

El intendente de Olavarría decretó la Emergencia Financiera y habilitó cesantías, incluso de trabajadores de planta permanente.

Entre los argumentos que usó el jefe comunal macrista Ezequiel Galli para declarar la “Emergencia Económica, Administrativa y Financiera del distrito”, destacaron la inflación interanual del 55,57% y la “profunda recesión económica” por el brote de coronavirus. Fuentes gremiales advirtieron que el decreto lo faculta para despedir trabajadores municipales de planta permanente.

La norma también suspende los contratos de obra pública y habilita la contratación directa para la compra de insumos médicos que ya no necesitarán ser adquiridos mediante una compulsa de precios.

Para argumentar el decreto que dictó, Galli mencionó distintas variables económicas, como por ejemplo la caída en la recaudación de las tasas municipales y de la masa coparticipable. También destacó el atraso en la aprobación de la Ley Fiscal de la Provincia, bloqueada por Cambiemos en el Senado, que genera “demoras en las transferencias a los municipios”, además de alegar un fuerte descenso de la obra pública y privada junto a la baja en el derecho de explotación de canteras.

“Esta administración tiene la obligación de flexibilizar la estructura económica y contar con la mayor cantidad de fondos disponibles para asistir a la Secretaría de Salud en la tarea de combatir la pandemia que nos ocupa”, expresa el decreto. La “Emergencia Económica, Administrativa y Financiera tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2020 pero puede ser prorrogada por un año más.

La medida también ordena la restricción de horas extras, que quedarán limitadas únicamente a los servicios esenciales y establece la jubilación de oficio de todos los agentes municipales que cumplan con los requisitos mínimos exigidos por la Ley.

El artículo N° 5 es el más polémico: establece la reducción del personal de planta temporaria, destajistas y “quienes tengan una relación de empleo contractual de manera eventual o permanente con el municipio”. También menciona una reducción de la planta política.

Por otra parte, el decreto suspende la ejecución de “todos los contratos de obras públicas ya iniciados o en proceso de ejecución”, incluso las financiadas con fondos nacionales y provinciales.

Por último, el artículo N° 8 de la norma habilita la contratación directa de insumos médicos, alimentos, limpieza, contrato de servicios (médicos y recolección de residuos), alquiler de equipamiento médico, servicio de inhumaciones, ropa blanca y otros elementos.