Viernes 14 de agosto de 2020
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 12.19.2019

Iluminada y eterna: después de cuatro años de oscuridad, esta noche la figura de Eva Perón volverá a brillar

La mítica figura ya había sido ilumnada en la noche del 27 de octubre, tras la victoria de Alberto y Cristina Fernández. Esta noche volverá a encenderse en un acto con la presencia de Ginés Gónzalez y Daniel Arroyo.

Luego de haber estado en la oscuridad durante el Gobierno de Mauricio Macri, el mural de Evita en el edificio del Ministerio de Desarrollo Social y Salud volverá a iluminarse este jueves. Funcionarios de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) convocaron a un acto para esta noche a las 20.25 bajo la consigna “iluminada y eterna”.


La figura de Evita volverá a iluminarse en el edificio del Ministerio de Desarrollo Social luego de haber permanecido apagada durante los últimos cuatro años. Así lo decidieron los ministros de Salud, Ginés González García y de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, que participarán del acto encendido junto a la Asociación de Trabajadores del Estado para encender el mural.

La imagen ya había sido reencendida sin permiso del gobierno de Cambiemos por los trabajadores en la noche del domingo 27 de octubre, cuando el recuento de los votos confirmó que el Frente de Todos se imponía de manera irreversible sobre el en ese entonces oficialismo.

 

 

Durante la gestión de Carolina Stanley en Desarrollo Social nunca hubo una explicación oficial de los motivos por los cuales la gigante estructura con la imagen de Evita fue apagada, aunque el argumento extraoficial alegado era la "necesidad del ahorro de energía".

Se espera que el acto de esta noche sea acompañado con presencia en la calle. En la invitación a presenciar y respaldar el momento, los trabajadores de ATE Salud lo están convocando con la consigna “Iluminada y eterna”.

La instalación del mural viene del 8 de marzo de 2010. La entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner declaró a Eva Perón como “Mujer del Bicentenario”, por medio de un decreto, y decidió plasmar dos imágenes suyas a modo de murales en las fachadas del actual edificio del Ministerio de Desarrollo Social situado en avenida 9 de Julio. La obra fue realizada por el escultor Alejandro Marmo.