Domingo 08 de diciembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 11.19.2019

Golpe en Bolivia: trabajadores de Cancillería cuestionaron la postura del Gobierno y lo acusaron de aplicar un "institucionalismo de amigos"

Luego que el gobierno nacional denominara "etapa de transición" al derrocamiento de Evo Morales, desde ATE Cancillería criticaron "la falta de una postura coherente".

Ante la reticencia a denominar como "golpe de Estado" lo que ocurrió ayer en Bolivia por parte del gobierno, los trabajadores del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto emitieron un comunicado de repudio a tal posición y cuestionaron "la ausencia de una postura coherente y ecuánime".

En un comunicado emitido ayer, la Cancillería que conduce Jorge Faurie habló de la " importancia de encaminar este periodo de transición que se ha abierto por las vías institucionales", en referencia al golpe de Estado en Bolivia, que no fue denominado como tal.

Frente a esto, desde ATE Cancillería señalaron que "de un tiempo a esta parte, la Argentina se ha conducido conforme a un evidente doble estándar" y acusó al Gobierno de aplicar un "institucionalismo de amigos".

Para los trabajadores, "el comunicado de la Cancillería Argentina frente al golpe cívico - policial consumado en el Estado Plurinacional de Bolivia, lleva nuevamente a pensar que el gobierno ha decidido supeditar su postura internacional a un cálculo político de carácter discrecional".

Además, sugirieron que tal toma de posición podría ser el resultado de "una lisa y llana subordinación a los dictados emanados por una autoridad foránea".

En ese sentido, exigieron al Gobierno que "se pronuncie en repudio a este nuevo atentado contra la democracia y el orden institucional en nuestra América del Sur".