Viernes 22 de noviembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 7.19.2019

Tras el escándalo en Maipú, la Junta Electoral rechazó el pedido de impugnación de la elección

El candidato a intendente por el Frente de Todos, Facundo Coudannes, acusaba al actual jefe comunal, Matías Rappallini, de Juntos por el Cambio, de haber retenido los documentos a vecinos para que no puedan ir a votar. Los comicios se definieron por 62 votos.

La Junta Electoral de la provincia de Buenos Aires rechazó el pedido de impugnación de las elecciones generales en Maipú que había solicitado el candidato a intendente del municipio bonaerense por el Frente de Todos, Facundo Coudannes.

La denuncia presentada en la Justicia por Coudannes acusaba al actual jefe comunal, Matías Rappallini, de Juntos por el Cambio, de haber retenido los documentos a vecinos para que no puedan ir a votar.

Coudannes fue derrotado por Rappallini por 62 votos, pues de acuerdo al escrutinio provisorio sumó en las urnas 4.014 sufragios, contra los 4.076 que cosechó su rival.

Según el postulante peronista, el oficialismo llevó adelante una maniobra mediante la cual se les retuvo el documento a un centenar de cooperativistas que prestan servicios en la comuna para impedir que puedan sufragar.

Hoy se conoció que esa solicitud del Frente de Todos que pesaba sobre el intendente Rappallini no fue aceptada.

La resolución señaló que las personas a las que les habrían retenido el DNI  no se han identificado, ni tampoco las mesas que pudieron estar involucradas en los hechos de su denuncia", y que por "dicha orfandad, se torna inviable la denuncia articulada".

Además, se indicó que la impugnación "debe ser la última instancia, debiendo resguardarse el sufragio de aquellos ciudadanos que concurrieron a votar de buena fe".

También detalló que "los hechos supuestos denunciados resultan de una vaguedad tal, al menos como fueron relatados en esta jurisdicción, que resulta imposible atenderlos".

La Junta Electoral bonaerense advirtió que solo tiene competencia en el "padrón de electores extranjeros" en el marco de la simultaneidad de elecciones establecido por el Decreto 268/19. Y agregó que en dichas mesas "no identificaron irregularidades" que puedan dar lugar a la intervención del organismo.

Tras conocerse la resolución, el intendente Rappallini manifestó en sus redes sociales que "desde su espacio político" siempre se explicó "que este tipo de maniobras atentan contra el espíritu de convivencia democrática en la comunidad, buscando confundir maliciosamente a la población".

"Instamos nuevamente a la reflexión de los actores del proceso democrático en la comunidad a quienes nos debemos responsablemente", apuntó.

Fuentes de Juntos por el Cambio explicaron a Télam la semana pasada, cuando se presentó la impugnación, que la ley Electoral establece que las denuncias por supuestas irregularidades deben radicarse dentro de las 48 horas posteriores a los comicios, por lo cual los plazos estaban vencidos.

Por otro lado, el oficialismo de Maipú aseguró ese día en un comunicado que las elecciones "no fueron impugnadas por ninguna autoridad electoral en la materia, y no se ha registrado ninguna comunicación oficial de pedido de impugnación", en base a lo que "adelantaron los apoderados provinciales" de la alianza