Jueves 21 de noviembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 17.19.2019

Mar del Plata: se agrava la situación en la empresa textil “Mauro Sergio” y los trabajadores denunciaron nuevos despidos

En esta ocasión, la empresa Textilana e Hilamar, popularmente conocida como "Mauro Sergio", despidió a tres trabajadores en su planta de producción de Mar del Plata y se profundizó el conflicto laboral, dado que los operarios denuncian cesantías "por goteo".

Las pequeñas y medianas empresas bonaerenses siguen reduciendo el personal debido a la grave situación económica que atraviesa el país y la provincia conducida por María Eugenia Vidal.

En esta ocasión, la empresa Textilana e Hilamar, popularmente conocida como "Mauro Sergio", despidió a tres trabajadores en su planta de producción de Mar del Plata y se profundizó el conflicto laboral, dado que los operarios denuncian cesantías "por goteo".

María Demateis, delegada de los trabajadores de la planta le explicó a la prensa mar platense que "la semana pasada echaron a tres chicas más, dos de Textilana y una de la Hilamar, de 22 y 15 años de antigüedad" y agregó: "No paran los despidos".

En el mes de mayo, en este portal habíamos anunciado que las trabajadoras de la fábrica Textilana de Mar del Plata se mostraban preocupadas  por una serie despidos que tuvieron lugar durante más de 40 días  y que dejaron sin fuente de sustento a seis trabajadoras: cuatro de ellas, de la fábrica textil, mientras que otros dos eran de Isla Mar, firma que trabaja para la empresa.  A raíz de esta situación, la comisión interna elevó un reclamo al sindicato para frenar las medidas.

“La fábrica trata de amedrentar y meter miedo con los despidos hormiga, esto genera mucha incertidumbre, muchas se quedan pensando si pueden ser las próximas cesanteadas. No se puede parar cada vez que echan a una compañera", había reconocido en aquel entonces, María Demateis, en diálogo con el medio marplatense 0223.

La situación de la firma Mauro Sergio se inscribe en un marco de crisis generalizada de la industria textil, principalmente por la caída del consumo interno y por la apertura a las importaciones de productos elaborados en otros países.