Martes 22 de octubre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 2.19.2019

Despidieron 40 trabajadores de la obra de la Ruta 7 que Macri y Vidal inauguraron el lunes y que aún no está terminada

Previo a la marcha del "Sí, se puede" en Junín, el presidente y la gobernadora inauguraron, sin terminar, una obra vial e inmediatamente las empresas a cargo despidieron a un tercio de la planta. Durante la inauguración Macri había prometido que pasada la elección "vamos a volver a crecer".

El lunes 30 de septiembre Mauricio Macri y María Eugenia Vidal inauguraron un nuevo tramo de la Ruta 7 a la altura de Junín y dos días después las empresas concesionarias despidieron a cuarenta trabajadores. Además, la obra está finalizada en un 64%, lo que muestra la ansiedad del Gobierno por inaugurar obras sin finalizar en plena campaña electoral.

"Después de la pantomima que se hizo, al otro día nos encontramos con esta noticia", dijo un trabajador en diálogo con la Radio AM 750. "Anteayer se inauguró la obra, ayer estaban preparados los telegramas y hoy estamos tomando medidas de fuerza para que reincoporen al personal", agregó.

Los trabajadores decidieron tomar el obrador para reclamar contra los despidos tras recibir los telegramas de las empresas concesionarias. Acdemás, denunciaron que la obra no está terminada: "Está todo de manera precaria". Según consignó el diario Página12 en su sitio web, apenas se completó el 64% del trabajo.

La inauguración se realizó minutos antes de que Macri y Vidal encabecen la marcha del "Sí, se puede" en Junín. Estuvieron presentes durante el acto de inauguración los intendentes Pablo Petrecca (Junín) y Víctor Aiola (Chacabuco), ambos pertenecientes a la Alianza Cambiemos, además del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

Durante su discurso, prometió a los presentes que "pasada la elección vamos a volver a crecer, vamos a volver a salir adelante". Además, se comprometió a hacer "crecer el empleo, mejorar el salario y aliviar el bolsillo". Sin embargo, horas más tarde, en la misma obra que inauguró sin terminar, las empresas Supercemento, Chediack y Dycasa despidieron a un tercio de la planta de trabajadores.