Martes 17 de septiembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 11.19.2019

Dolores: el intendente acusado de querer echar del Hospital a una paciente con un feto muerto dijo que se trata de "campaña sucia"

Camilo Etchevarren apuntó contra la oposición por la filtración de la conversación telefónica que desató la polémica. Sin embargo, no negó ser él quien discute con el director del Hospital.

El intendente de Dolores, Camilo Etchevarren, no desmintió que su voz sea la que se escucha pedirle al ex director del Hospital San Roque que derive a una paciente internada con embarazo de 22 semanas y con el feto muerto en su vientre.

En una publicación que realizó en sus redes sociales, Etchevarren señaló que "la oposición impone una campaña sucia y mal intencionada, jugando con un tema tan sensible como la salud". "Difunden un audio editado, reflajando la cobardía y el oportunismo que los caracteriza", añadió el intendente macrista.

Cabe recordar que en los últimos días trascendió una conversación telefónica en la que Etchevarren pidió echar a una mujer internada en el Hospital San Roque de Dolores que tenía un embarazo de 22 semanas con el feto muerto. La aparición del audio llega tras las denuncias que realizó el ex director del nosocomio, Jorge Sepero, sobre el vaciamiento y los recortes presupuestarios que impulsó el Intendente en el área de Salud. Sepero renunció en los últimos días producto del conflicto.

Tras ello, se filtró la conversación que el jefe comunal habría mantenido con Sepero. En ella, Etchevarren le pidió que “manden a La Plata, no me manden más”, en referencia a la mujer internada.

El médico le contesta que “no puedo mandar una mujer con un feto muerto de 22 semanas a La Plata” y le explica que “es vergonzoso mandar una paciente de estas características”.

“Urgencias tenemos que atender Camilo”, se le escucha decir a Sepero, quien recibió una repudiable respuesta por parte del jefe comunal: “Esto no era una urgencia, que no me jodan las pelotas, que se vaya a La Plata”.

Cabe recordar que en los últimos días se efectivizó la renuncia de Sepero a la dirección del Hospital tras denunciar que desde la Comuna “se desalentó la internación en el Hospital”. “La política del municipio era restringir cada vez más las prestaciones que se podían brindar”, disparó y agregó que “no tiene como objetivo el bienestar de la población sino recortar gastos”.