Martes 17 de septiembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 6.19.2019

Chacabuco: explotó un calefactor en una escuela y la directora terminó herida

La directora de la Escuela N° 18 de Chacabuco resultó con heridas en el rostro y quemaduras tipo A tras la explosión de un calefactor. Debió ser trasladada a un hospital. Evalúan las causas del accidente.

Con la Tragedia de Moreno en la memoria activa de la comunidad docente, un calefactor explotó ayer en una escuela de Chacabuco y encendió las alarmas. La directora de la Escuela N° 18 debió ser trasladada a un hospital luego de presentar lesiones en el rostro tras la explosión.

Fabiana Roldán, directora del establecimiento educativo, fue ayer a la escuela, uno de los calefactores explotó y le provocó lesiones. Por esto debió ser trasladada a un hospital, con lesiones en los ojos, aunque siempre estuvo fuera de peligro, según informó el portal local Chacabuco en Red.

Según informó el mismo medio, la directora del establecimiento asistió ayer al lugar a pesar de ser día de paro porque una docente iba a dictar clases. Tras la explosión sufrió quemaduras de tipo A.

Desde el Consejo Escolar del distrito gobernado por Víctor Aiola esperan el informe del gasista para determinar las causas de la explosión y evaluar el caso que encendió las alarmas en la comunidad educativa de Chacabuco.

Desde Suteba Chacabuco emitieron un comunicado en el que expresaron que "en esta oportunidad no tenemos que lamentar víctimas graves, ni muertes, pero exigimos a la autoridades educativas y del Consejo Escolar explicaciones claras sobre lo sucedido".

"Exigimos que se atienda a la situación con la seriedad y la responsabilidad que amerita y que el Estado se responsabilice por lo sucedido. Repudiamos la ligereza con la que los Consejeros Escolares de Cambiemos se expresaron sobre lo sucedido", agregaron.

Es que una consejera escolar del distrito, Patricia Colacilli, señaló que "el calefactor estaba en perfecto estado". Además, relativizó la gravedad del hecho: "No estaba quemado, no tiene humo ni nada. Tampoco tiene pérdida. Es más, quedó funcionando“.