Domingo 18 de agosto de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 14.19.2019

Alberto descartó una reunión con Macri y criticó los anuncios: “Lo hace por necesidad electoral y no por convicción"

“Es como el padrenuestro que rezan los ateos antes de morir”, dijo el candidato de Todos sobre las medidas que anunció el presidente esta mañana. “Le pido que prime su condición de presidente y no de candidato”, profundizó. Los detalles.

Luego de que el presidente Mauricio Macri anunciara una serie de medidas para paliar el difícil momento económico que atraviesa la economía nacional por estas horas, el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, aseguró que “aunque intentar reactivar el consumo no está mal, esta no es la manera de hacerlo”. “Lo hace por necesidad electoral y no por convicción y por eso lo hace mal. Es como el padrenuestro que rezan los ateos antes de morir, que no tienen ninguna convicción”, puntualizó.

“Tengo la impresión de que el presidente intenta mover el consumo y eso no está mal. El punto es que mover el consumo de esta manera es muy riesgoso. Yo planteo esa activación en un marco de acuerdo de 180, donde intervengan los empresarios, las fuerzas productivas, los sindicatos y el Estado. Disponerlo así puede generar problemas”, contó el candidato en declaraciones radiales.

“La verdad es que el presidente necesitó que dos terceras partes del país le voten en contra para darse cuenta lo que había hecho en Argentina. Y este anuncio lo hace por necesidad electoral y no por convicción, por eso lo hace mal. Es como el padrenuestro que rezan los ateos antes de morir, que no tienen ninguna convicción”, ejemplificó.

Sobre el rumor de un encuentro entre ambos, situación con la que se viene especulando desde hace varias horas en diferentes medios de comunicación, Fernández echó por tierra esa posibilidad: “No tiene mucho sentido que me llame. Yo llego, le digo esto mismo que estoy diciendo ahora y no tiene mucho sentido la reunión. El presidente tiene que gobernar y yo voy a ayudar a que gobierne hasta el último día, que es lo que quiero”, comentó y agregó: “No hay que poner en duda que Macri va a terminar su mandato el diez de diciembre”.

“Sería muy difícil ponerme de acuerdo con él, porque yo concibo otro país. Entiendo que tiene que gobernar después de haber recibido el resultado electoral que recibió y en eso puede tener la plena certeza de que lo voy a ayudar. Pero no tiene sentido que nos reunamos, francamente. Yo no me quiero hacer partícipe de sus normas o decisiones, porque entonces, ¿a la Argentina que opción le queda si todos hacemos lo mismo? Yo no pienso como el presidente”

“Me encantaría que el presidente trate de hablar con todos los sectores y yo voy a tratar de ayudar con todo lo que esté a mi alcance. Creo que Macri se dio cuenta de que aniquiló la capacidad de consumo de los argentinos y está tratando de revivirlo y eso no está mal. No voy a ser ingrato con eso. Pero es algo que debe hacerse en otro marco. Porque hizo este anuncio y no midió las consecuencias fiscales, ni las consecuencias en los mercados“, expresó el candidato.

“Tampoco quiero ser duro, está en un momento difícil. Tiene que elegir si va a primar la condición de candidato o de presidente. Yo le ruego que prime la condición de presidente porque el riesgo es muy grande. El riesgo es que nos quedemos sin reservas. Le pido que se olvide un poquito de su candidatura y sea presidente y gobierne hasta el último día. En eso yo voy a ayudar con todo lo que esté a mi alcance. Pero no necesita hablar conmigo, esa es la realidad”, concluyó.