Miércoles 23 de octubre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 12.19.2019

El peronismo arrasó en el conurbano y Juntos por el Cambio sólo se impuso en San Isidro y Vicente López

Jorge Macri y Gustavo Posse fueron los √ļnicos dos intendentes amarillos que conservaron triunfos en distritos del conurbano bonaerense. Quilmes, Lan√ļs, Tres de Febrero, Pilar y Mor√≥n, con grandes chances de volver a ser gobernado por el peronismo.

La aplastante victoria del peronismo en la provincia de Buenos Aires tuvo su clave en las victorias en distritos del conurbano que le fueron arrebatados por Cambiemos en 2015. Sólo Jorge Macri en Vicente López y Gustavo Posse en San Isidro se encaminan a la reelección, mientras que cinco intendentes macristas del conurbano corren serias chances de dejar sus cargos el 10 de diciembre.

En Morón, donde Ramiro Tagliaferro ganó en 2015, esta vez perdió en manos del Frente De Todos, cuya interna la ganó el ex intendente Lucas Ghi. De esta forma, el frente opositor alcanzó un 43,66% de los votos contra el 36,28% de Tagliaferro.

Más holgada fue la victoria del Frente De Todos en Pilar. El candidato Federico Achával obtuvo un 46,10% y el actual intendente de Juntos por el Cambio, Nicolás Ducoté, alcanzó el 33,87%. Cambiemos también se alzó con el triunfo en 2015 en el distrito.

En Quilmes, el Frente De Todos dirimió su candidata para octubre en una interna que contó con seis competidores. La diputada nacional Mayra Mendoza se erigió como dandidata de una oposición que sumó el 51,18% de los votos contra el 31,25% que obtuvo el intendente cambiemita, Martiniano Molina, quien arribó al distrito como un "outsider" en 2015.

Otro distrito del conurbano donde Cambiemos empezó a gobernar en 2015 y que ahora perdió en la PASO de la mano del Frente De Todos es Tres de Febrero. El intendente Diego Valenzuela obtuvo un 34,66% y el frente opositor un 46,36%. En el Frente De Todos se jugó una interna entre cinco aspirantes en la que triunfó el legislador provincial Juan Debandi.

Por último, en Lanús, donde el macrista Néstor Grindetti se alzó con la intendencia en 2015, esta vez perdió las elecciones primarias con el Frente De Todos. Edgardo Depetri se quedó con la interna opositora. Junto a sus adversarios internos del Frente De Todos obtuvieron un 47,97% y Grindetti un 34,51%.


Las excepciones fueron, quizá, las más fáciles de anticipar. El histórico Gustavo Posse obtuvo en San Isidro un 40,12% contra un 25,57% del Frente De Todos, donde Federico Gelay se impuso en la interna contra Fernanda Miño. ConVocación por San Isidro, que en 2017 había salido segunda detrás del possismo, quedó en tercer lugar con el 20,48%.

Por otra parte, en Vicente López, el primo presidencial, Jorge Macri, obtuvo un amplio triunfo. Alcanzó el 53,95% de los votos, mientras que el Frente De Todos, que llevó como candidato a Lorenzo Beccaria, obtuvo el 25,52%.