Domingo 20 de octubre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 1.19.2019

El gobierno se esfuerza por ocultar el pasado sainisidrense de Montenegro y muestra su favoritismo en la interna local

El actual diputado fue precandidato a intendente de San Isidro en 2015 y hasta 2018 manifestó sus deseos de continuar en la vida política del distrito. Deberá dirimir la candidatura local de Juntos por el Cambio en una interna con la concejal radical, Vilma Baragiola.

La vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, estuvo ayer en Mar del Plata y confirmó el favoritísmo del Gobierno por Guillermo Montenegro de cara a la interna en la que Juntos por el Cambio dirimirá la candidatura a la intendencia en Mar del Plata.

El esfuerzo de Michetti ayer pasó también por reforzar la identidad marplatense de Guillermo Montenegro, que hasta 2018 manifestaba sus deseos de ser intendente de San Isidro. “Nunca dejó de hablar de su vida en Mar del Plata, es su ciudad”, dijo la Vicepresidenta ayer durante la recorrida.

Marplatense de nacimiento, Montenegro arribó a la política local en 2018, luego de enfrentar en la interna de Cambiemos de San Iisidro en 2015 al actual e histórico intendente Gustavo Posse. Durante los años siguientes no dejó de asegurar que sus aspiraciones políticas seguían puestas en aquel distrito.

En 2018 tuvo que aceptar la propuesta de debutar en la política marplatense para instalarse como figura local e intentar reforzar al PRO del distrito tras tres años de tensiones constantes con Carlos Arroyo, quien gobernará hasta el 10 de diciembre tras haber triunfado con el sello Cambiemos.

Deberá enfrentar a la histórica dirigente del radicalismo marplatense y actual concejal, Vilma Baragiola. Tal como reveló Política&Medios, en el entorno de la edil radical asumen el favoritísimo de Vidal y Macri hacia Montenegro.

Ayer Michetti lo cristalizó, como también hizo Elisa Carrió días atrás, al decir que fue a Mar del Plata a “fortalecer al candidato de su partido” y, en declaraciones al diario La Capital, aseguró que a la ciudad “le hace falta una persona que tenga muy en claro la gestión. Y creo que Guillermo es un diez”.