Sábado 17 de agosto de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
LOCALES | 17.19.2019

Al borde del cierre, los trabajadores de la papelera de Ringuelet cortan Camino Centenario y crece el conflicto

Los obreros de la Cooperativa Unión Platense aseguran que viven una situación crítica por los aumentos de las tarifas, lo que los tiene al filo de la quiebra y podría dejar a muchas familias en la calle.

Agobiados por no poder pagar las facturas con montos exorbitantes en los servicios de luz y gas y luego de anunciar que están al borde del cierre, los trabajadores de la Cooperativa Unión Platense de Ringuelet salieron a la calle este miércoles. Así, desde las 9 cortaron el Camino Centenario y 515 para visibilizar el reclamo.

En este maco, los obreros pidieron la intervención urgente por parte del Estado ante la posibilidad de un nunevo cierre, teniendo en cuenta que en la fábrica ya fue recuperada por sus trabajadores luego del estallido económico y social de diciembre de 2001,

En ese sentido, desde la fábrica ubicada en Ringuelet aseguraron que el aumento de los servicios impacta “especialmente en las cooperativas gestionadas por trabajadores” y advirtieron que no existen medidas del Gobierno que contemplen esta situación. Así, José Mansilla, presidente y trabajador de la “Cooperativa Unión Papelera” explicó que “son 60 familias asociados y un total de 300 personas que dependen de este empleo”.

“Hace tres semanas que venimos pidiendo que nos escuchen. Lamentablemente no sucedió y no quedó otra que hacer una asamblea y decidir esto, que no es cómodo ni para nosotros ni para la gente de la ciudad, pero es la única forma que tenemos de que nos den bola”, manifestó Mansilla sobre los motivos que los impulsaron a salir a cortar la calle.

En este sentido, el hombre hizo hincapié en que, actualmente, mantienen “una deuda de $8.000.000 millones de pesos con Camuzzi Gas Pampeana que no quiere acceder a brindarnos un plan de pago y nos exige el total del saldo de la deuda”. De esa manera, el hombre aseguró que los trabajadores de la fábrica ubicada en Centerario y 515 “tienen miedo de no poder llevar el plato de comida a la casa, no saben qué decirle a las familias”.

Las subas en las cifras que manejaba la empresa son ejemplificadoras a la hora de explicar la situación: hace algunos años pagaban $250.000 de luz, en tanto que hoy deben abonar $1.200.000 pesos por el mismo servicio. La cooperativa tiene su patio lleno de materia prima para la fabricación de papel, pero sin gas no pueden poner la fábrica en funcionamiento. En este contexto, no pueden asumir ningún compromiso de pago ni garantizar los retiros de excedentes de los asociados.

Por eso realizaron esta convocatoria dirigida a todas las organizaciones políticas, sindicales y sociales a este corte en esa zona muy transitada por la gente que sale del casco en dirección norte.