Lunes 21 de octubre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 1.19.2019

Con críticas al modelo económico del gobierno, la Iglesia cerró la Semana Social en Mar del Plata

El titular de la Pastoral Social del Episcopado, Jorge Lugones, pidió sustituir el modelo de especulación financiera por otro que "estimule la producción". El enviado de Vidal, la gran ausente, fue Joaquín De la Torre.

La principal conclusión de la Semana Social que realizó este fin de semana la Conferencia Episcopal Argentina en Mar del Plata fue la de "la necesidad de direccionar la economía hacia un modelo que abandone la especulación y estimule la cadena de valor y la producción, con cambios en el sistema impositivo para salir del esquema confiscatorio que padecemos".
Las conclusiones finales del tradicional encuentro eclesiástico fueron leídas por el Obispo de Lomas de Zamora y titular de la Pastoral Social del Episcopado, Jorge Lugones, quien durante la Semana Social de 2018 tuvo un cruce con María Eugenia Vidal, quien había sido una de las presencias más destacadas. Este año, Vidal no asistió, quizás como parte de la estrategia oficialista para que la Gobernadora no se exponga a críticas sobre la economía en medio del año electoral.
El eje transversal del encuentro fue el "Trabajo: Clave para el desarrollo humano integral". En ese sentido, Lugones reafirmó que "el valor del trabajo es clave para cualquier proyecto de ecología integral, para el desarrollo de toda persona, de una economía de comunión, y de la promoción y dignidad de todos y muy especialmente de los más pobres".
También hizo hincapié en "el grado de desigualdad social en que estamos sumergidos", al que calificó como "muy grande y pelogrosísimo para nuestro país".
Para decorar su ausencia, Vidal envió a un funcionario de segunda línea, el ministro de Gobierno, Joaquín De la Torre. De origen peronista, movimiento del que se alejó para arribar al gobierno bonaerense, el ex intendente de San Miguel no pudo eludir la cuestión económica y reconoció que "hay gente que no la está pasando bien" pero que "muchas veces menospreciamos la capacidad de la gente de entender el hoy en función del mañana".
Para el ministro, en las próximas elecciones, "nos vamos a sorprender al ver cómo gente que no está en las mejores circunstancias y ha sufrido más de los necesario en este período, también entiende que hay una racionalidad en el proceso político que está viviendo".
Lugones, por su parte, reflexionó que "son los trabajadores quienes crean la riqueza y no la riqueza quien crea trabajadores" y que "no alcanza con relacionar al trabajo sólo con el capital, sino también y fundamentalmente con la persona, su dignidad y su desarrollo".