Miércoles 21 de agosto de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 25.19.2019

Trabajadores de la salud, estatales y judiciales vuelven al paro e instalarán una carpa hasta que Vidal convoque a paritarias

CICOP, ATE y la AJB no pudieron cerrar aún la paritaria 2018, que mediante aumentos unilaterales del gobierno terminó con 15 puntos perdidos de poder adquisitivo. Exigen una paritaria similar a la que cerraron los gremios docentes y denunciaron que muchos de los trabajadores que nuclean están por debajo de la línea de la pobreza.

Tres gremios estatales iniciarán mañana una medida de fuerza que buscará visibilizar el reclamo para que María Eugenia Vidal los convoque a discutir salarios. Los trabajadores estatales nucleados en ATE, los judiciales de la AJB y los profesionales de la salud de CICOP instalarán mañana una carpa frente al Congreso Nacional con un pedido urgente: la reapertura de las negociaciones salariales.
En el marco de la protesta, la Asociación Judicial Bonaerense realizará un paro de 48 horas que se extenderá durante miércoles y jueves, mientras que la CICOP lo hará por 24 horas, sólo el miércoles 26. ATE no parará pero se integrará a la carpa en Plaza Congreso.
Desde CICOP, señalaron que la no convocatoria de Vidal a paritaria "reviste un carácter político" y que "no puede entenderse de otro modo observando el presupuesto asignado al área para 2019". Vale recordar que para este año la participación de Salud en el presupuesto se vio reducida en un 1% con respecto al 2018.
De parte de los judiciales, el secretario general de la AJB, Pablo Abramovich, señaló en una conferencia de prensa realizada ayer que "nuestro reclamo central es que se retome la paritaria que se suspendió el 8 de mayo, que al día de hoy a los 15 puntos que perdimos en 2018 se suma una pérdida de 10 puntos por el primer semestre de 2019".
En tanto que la prosecretaria gremial de ATE Provincia, Vanina Rodríguez, denunció que "el 60 por ciento de los estatales están por debajo de la línea de la pobreza", producto de "acuerdos en cuotas que se fueron licuando con la inflación".
Desde los tres gremios hicieron hincapié en que aún no está cerrada la paritaria de 2018. Es que al rechazar durante el año pasado las ofertas salariales por debajo de la inflación que realizó sistemáticamente el gobierno bonaerense, los tres gremios cerraron el 2018 con aumentos unilaterales que alcanzaron el 32% frente a una inflación que superó el 47%.
En esa línea, lo que exigen los sindicatos es negociar una paritaria similar a la que Vidal cerró con los docentes a comienzos de año. Esto es, recuperar los 15 puntos de poder adquisitivo perdidos en 2018 y asegurarse no perder frente a la inflación en 2019 mediante la aplicación de la cláusula gatillo durante todo el año.
Para eso, el gobierno debe convocar a paritarias a estos tres gremios que llevan más de un año y medio sin poder acordar ninguna negociación salarial. Mañana movilizarán a las 10 desde la Casa de la Provincia en Capital Federal hacia Plaza Congreso para instalar la carpa e iniciar nuevas jornadas de protesta.