Miércoles 21 de agosto de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
SINDICALES | 6.19.2019

Moyano: "Si quieren que me metan en cana, pero después que se la banquen"

El líder camionero desafío al gobierno tras el allanamiento que un centenar de efectivos de Gendarmería realizaron en una sede del gremio. Su hijo, Pablo, aseguro que "no nos van a asustar" y que "no vamos a salir corriendo a firmar la reforma laboral".

Gendarmería Nacional realizó hoy un allanamiento en la sede del Sindicato de Camioneros en el marco de la causa que investiga presuntos vínculos del secretario general del gremio, Hugo Moyano, y su hijo, Pablo, con la barra brava del Club Atlético Independiente.
Mientras unos 150 gendarmes realizaban el espectacular operativo, Hugo Moyano apuntó que los hechos están vinculados a una operación del gobierno, con Patricia Bullrich y Mauricio Macri a la cabeza, y disparó que "si quieren que me metan en cana, pero después que se la banquen".
Por su parte, Pablo Moyano relacionó el allanamiento al paro realizado el 30 de abril y al intento de reforma laboral que propuso el gobierno en el decálogo de iniciativas que busca impulsar con un sector de la oposición. "Con esto no nos van a asustar ni vamos a salir corriendo a firmar la reforma laboral", aseguró.
"Esto es producto del parazo general y de los miles de argentinos que fueron a comer", dijo en relación a las ollas populares que realizó el gremio el 1 de mayo. Además, consideró al operativo de Patricia Bullrich como un "allanamiento circense".
Vale recordar que la causa en la que se investigan supuestos vínculos entre los Moyano y la barra brava de Independiente la lleva adelante el fiscal de Avellaneda Sebastián Scalera. Cuando este último solicitó la detención de Pablo Moyano a fines de 2018, el juez de Garantías, Luis Carzoglio, la rechazó e inmediatamente se le inició un juicio político, por el que hoy se encuentra suspendido de su cargo.
Tras los allanamientos, el Frente Sindical para el Modelo Nacional, donde se nuclean las organizaciones gremiales que no comulgan con la conducción de la CGT, repudiaron el operativo y y ratificaron el "el estado de alerta y movilización; así como la continuidad del plan de acción ecigiendo el cambio de la política económica que hambrea al pueblo".