Viernes 15 de febrero de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
INTERNACIONAL | 30.19.2019

Brasil: niegan a Lula el derecho de asistir al velorio de su hermano

A pesar de que legalmente el exmandatario tiene el derecho a asistir, y realizó la petición formal para ello, la Policía Federal aseguró que no tenía suficiente personal para custodiarlo durante el velatorio y el entierro de su hermano mayor y rechazó el pedido.

Genival “Vava” Inácio da Silva, hermano mayor del expresidente de Brasil, Luiz Inacio “Lula” da Silva, falleció, el lunes 28 de enero de 2018 víctima de un cáncer de pulmón. El exmandatario y líder del Partido de los Trabajadores (PT), que se encuentra preso en la cárcel de Curitiba, pidió autorización para a la Justicia para asistir al velorio de su hermano. Aunque legalmente a Lula da Silva le asiste el derecho, la Justicia le negó el pedido.

El artículo 120 de la Ley de Ejecución Penal (LEP) garantiza, a quienes cumplen condena de régimen cerrado, como es el caso de Lula da Silva, el derecho a salir del recinto en caso de muerte o enfermedad grave del conyugue, familiar ascendiente, descendiente o hermano.

Sin embargo la Policía Federal argumentó que, en este momento, no cuentan con oficiales que pudieran custodiar a Lula en el velatorio y el entierro.

En la cuenta oficial de Twitter del PT se denunció el hecho, se señaló el pesar por el fallecimiento del hermano del exmandatario y aseguró: “Es una pérdida personal más que el presidente Lula tiene que soportar, sumándose a la injusta e ilegal condena de que es víctima y de la prohibición ilegal de su actividad política”.

Cabe recordar que al momento de dictarse la orden de detención contra el exmandatario se produjo el fallecimiento de su esposa. En aquella ocasión, el líder del PT asistió al velatorio y al entierro de su mujer y luego se entregó pacíficamente ante las autoridades.

Lula da Silva, el líder que sacó a 40 millones de brasileños de la pobreza, se encuentra preso desde que el juez Sergio Moro lo condenó arbitrariamente. Es necesario resaltar que el en su fallo el magistrado admitió que no tenía pruebas para condenar al expresidente, pero aseguró que tenía “la convicción” de que Lula había cometido el delito del que se lo acusaba y que con eso era suficiente.

La condena del juez Moro contra Lula, quien era el candidato que tenía mayor intención de voto, dejó al exmandatario fuera de la carrera presidencial y allanó el camino para que Jair Bolsonaro triunfara en las elecciones de octubre de 2018. Tras el triunfo, Bolsonaro nombró a Moro como ministro de Justicia.