Martes 20 de agosto de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 13.18.2018

Ya son diez las víctimas por el incendió en la comisaría tercera de Estaban Echevarría

La víctima número diez es Fernando Arguello (33), quien estaba internado en el hospital Evita de Lanús y cuyo estado empeoró el martes como consecuencia de las heridas que había sufrido.

Pasan las horas y siguen apareciendo muertos en Esteban Echeverría. La víctima número diez es Fernando Arguello (33), quien estaba internado en el hospital Evita de Lanús y cuyo estado empeoró el martes como consecuencia de las heridas que había sufrido.

Luego del motín exigiendo mejoras sanitarias y humanitarias en la comisaría tercera, varios detenidos por delitos menores fueron derivados a distintos sanatorios bonaerenses. En el caso de Fernando, estaba preso por ser acusado de "tenencia ilegal de estupefacientes para comercialización en concurso real con portación de arma de guerra, violación de domicilio, atentado y resistencia a la autoridad".

La Comisión Provincial Por La Memoria, que viene siguiendo detenidamente el tema, en el que lo calificaron como la peor masacre de la historia repudiaron la actitud del gobierno de María Eugenia Vidal, “Las autoridades del gobierno provincial siguen sin pronunciarse públicamente por estos hechos”.

“La masacre de Echeverría no fue un motín ni un accidente, fue un hecho previsible. Desde el año 2011 la comisaría 3ª estaba inhabilitada para alojar personas detenidas. Al momento de la masacre, tenía siete clausuras, seis por orden judicial y una por resolución Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, el propio Ministerio desobedeció cada una de estas clausuras”, agregaron.

La única respuesta por parte del gobierno provincial, fue desvincular a quince policías. Desde la CPM, habían denunciado que varios efectivos habrían presenciado el hecho y no habppianPasan las horas y siguen apareciendo muertos en Esteban Echeverría. La víctima número diez es Fernando Arguello (33), quien estaba internado en el hospital Evita de Lanús y cuyo estado empeoró el martes como consecuencia de las heridas que había sufrido.

Luego del motín exigiendo mejoras sanitarias y humanitarias, varios detenidos por delitos menores fueron derivados a distintos sanatorios bonaerenses. En el caso de Fernando, estaba preso por ser acusado de "tenencia ilegal de estupefacientes para comercialización en concurso real con portación de arma de guerra, violación de domicilio, atentado y resistencia a la autoridad".

La Comisión Provincial Por La Memoria, que viene siguiendo detenidamente el tema, en el que lo calificaron como la peor masacre de la historia repudiaron la actitud del gobierno de María Eugenia Vidal, “Las autoridades del gobierno provincial siguen sin pronunciarse públicamente por estos hechos”.

“La masacre de Echeverría no fue un motín ni un accidente, fue un hecho previsible. Desde el año 2011 la comisaría 3ª estaba inhabilitada para alojar personas detenidas. Al momento de la masacre, tenía siete clausuras, seis por orden judicial y una por resolución Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, el propio Ministerio desobedeció cada una de estas clausuras”, agregaron.

La única respuesta por parte del gobierno provincial, fue desvincular a quince policías. Desde la CPM, habían denunciado que varios efectivos habrían presenciado el hecho y no habían hecho nada al respecto.