Martes 26 de marzo de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
INTERNACIONAL | 10.18.2018

Colombia: asesinan al gobernador indígena del Cauca

Con la muerte de Edwin Dagua Ipa, suman 540 líderes sociales asesinados desde la firma del Acuerdo de Paz. Los organismos de derechos humanos y los movimientos sociales denuncian que los crímenes son obra de grupos paramilitares, pero el gobierno de Iván Duque se niega a reconocer que se trate un plan sistemático de exterminio.

El gobernador indígena del Cauca (Colombia), Edwin Dagua Ipa, fue asesinado este domingo por un grupo de hombres que le dispararon en plena calle y sin mediar palabra. Dagua Ipa se suma a la larga lista de líderes sociales asesinados. Durante 2018 llegó a la cifra de 236 y al tomar como punto de partida el Acuerdo de Paz crece hasta 540.

Los movimientos sociales, políticos y de derechos humanos denunciaron que se trata de un plan sistemático ejecutado por paramilitares y sicarios al servicio de los grandes terratenientes. Sin embargo, tanto el anterior gobierno de Juan Manuel Santos, como el actual de Iván Duque, se niegan a reconocer la que exista un plan sistemático de exterminio.

Desde el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), aseguraron: “No nos van a callar, sus balas podrán matar el cuerpo pero las ideas, la convicción, la verraquera y la esencia de Edwin Dagua Ipia y el pueblo nasa seguirán más vivas y más fuertes que nunca”.

El excandidato presidencial por La Colombia Humana, el senador Gustavo Petro, señaló en la red social Twitter: “Otro dirigente indígena asesinado. Edwin Dagua. ¿Ustedes creen que así es la democracia? ¿Acaso ante la debilidad y la ideología del actual presidente los asesinos no se sienten empoderados? No le queda otro camino a la sociedad que la intervención de la Corte Penal Internacional”.

Organismos de derechos humanos denuncian que desde la firma del Acuerdo de Paz, y tras el desarme y desmovilización de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP), el paramilitarismo al servicio de los grandes terratenientes ha avanzado en las zonas rurales que antes eran controladas y protegidas por la guerrilla, lo que actualmente ha provocado la enorme cantidad de asesinatos líderes sociales que hoy alcanzan la terrible cifra de 540.