Sábado 15 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 5.18.2018

Violentaron la casa de una concejala de San Isidro que denunció mediáticamente al intendente Posse

Catalina Riganti es concejala de ConVocación Por San Isidro y denunció al jefe comunal por irregularidades en la implementación del Plan Federal de Viviendas en el barrio Martín y Omar. “No es la primera vez que le ocurre un hecho como este a opositores de Gustavo Posse", señalaron desde la agrupación vecinalista.

La concejala de ConVocación por San Isidro, Catalina Riganti, sufrió el ingreso a su casa de la localidad de Beccar de dos delincuentes mientras sesionaba el Concejo Deliberante. Desde la agrupación vecinalista, primera fuerza opositora de la localidad, apuntaron que el hecho está relacionado con la denuncia mediática que Riganti realizó el domingo 2 de diciembre en el programa Periodismo Para Todos, sobre irregularidades en la implementación del Plan Federal de Viviendas en el barrio Martín y Omar.
“No es la primera vez que le ocurre un hecho como este a opositores de Gustavo Posse", expresó Marcos Hilding Ohlsson, referente de ConVocación por San Isidro, y agregó que "hay antecedentes similares, pensamos que podría ser algo intencionado”. Recordaron las represalias sufridas por la ex Concejal Ester Fandiño del partido Unión Celeste y Blanco en 2011, quien luego de no comprometerse a votar a favor del presupuesto de Posse, "vivió una situación similar a la de Riganti en su casa", expresaron desde la agrupación vecinalista.
El suceso ocurrió mientras el Concejo Deliberante sesionaba. Al llegar la policía al lugar, las dos personas que rompieron mallas metálicas en ventanas, forcejearon puertas y hurtaron pertenencias huyeron por el fondo del terreno. Riganti ya realizó la denuncio ante la Comisaría N° 11 de Beccar.

El escándalo por el caso del Barrio Martín y Omar de San Isidro, donde el gobierno del actual jefe comunal debía construir 250 viviendas entre 2005 y 2007 en el marco del Plan Federal de Viviendas, comenzó con la denuncia de Marcela Durrieu, quien fue concejal del Frente Renovador entre 2013 y 2017. El municipio recibió en aquel momento unos 410 millones de pesos con los que sólo habría construido el 17% de las casas, aunque en los certificados de obra figura que se contruyó el 99% de los previsto.

Riganti denunció esto ante las cámaras de Canal 13 y sospechan que el siniestro ocurrido ayer está estrechamente vinculado a la denuncia mediática. “Es una práctica que venimos sufriendo hace rato en ConVocación, y temo por mi seguridad y la de mi familia. Pero no pienso aflojar. Nuestro rol como Concejales es hacer valer la voz de los vecinos de San Isidro,” expresó Riganti.