Lunes 17 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 29.18.2018

Tigre: Cambiemos impidió que los empleados que trabajan en Nordelta puedan utilizar los transportes públicos

El proyecto no pudo ser votado sobre tablas y ahora entrará a la Comisión de Transporte. “En esa comisión, además, no contamos con los votos necesarios” dijeron desde El Frente Renovador.

El bloque de Cambiemos del distrito de Tigre, impidió la chance de que los empleados que trabajan en el Nordelta que habían elevado un pedido al intendente Julio Zamora para que el colectivo 723 ingrese a la troncal pública de Nordelta tengan la posibilidad de utilizar el transporte público.

El bloque del Unidad Ciudadana propuso que se pueda votar el desdoblamiento del recorrido del colectivo sobre tablas en conjunto con los concejales del Frente Renovador que acompañaron la medida de forma unánime. Desde el bloque de Unidad Ciudadana, de formada anunciada, votó en contra de este proyecto el concejal Javier Forlenza, que junto a los siete representantes de las bancadas de cambiemos juntaron 8 votos para la negativa de la iniciativa.

Desde el bloque opositor al gobierno de Zamora y oficialista al poder ejecutivo nacional y provincial forzaron un cuarto intermedio que fue rechazado por los vecinos que se hicieron presentes en el concejo de deliberante de Tigre. Luego de diez minutos La presidenta de HCD Alejandra Nardi informó que "Para evitar cualquier tipo de nulidad y a efecto de darle transparencia a este proyecto por la importancia que tiene para la comunidad de Tigre en su conjunto, el expediente va a seguir su curso normal, no se va a dar lugar a su tratamiento sobre tablas y va a ir a la comisión respectiva".

“Ahora este proyecto ingresó a la Comisión de Transporte, que el martes tuvo la última sesión. O sea que no va a haber nuevas sesiones hasta que comience el nuevo año legislativo. En esa comisión, además, no contamos con los votos necesarios” dijeron desde El Frente Renovador. “No se trata de profundizar la grieta, como dijo una concejala de Cambiemos, ni de apoyar al intendente. Se trata de que hay más de 5000 empleados ahí adentro que están en las peores condiciones, que no tienen transporte público”, manifestó una fuente del Frente Renovador al diario Página/12.

La grieta originada entre los empleados del lugar y los vecinos del Nordelta tiene que ver con que estos últimos están en contra del proyecto original presentado por Unidad Ciudadana argumentando de que a partir de eso se generará inseguridad en una de las zonas más seguras del Gran Buenos Aires.