Lunes 10 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 23.18.2018

Amontonados no: La Justicia rechazó el ingreso de más presos en la cárcel de Saavedra

El fallo de la Justicia de Bahía Blanca va en contra de la doctrina Ritondo que quiere a “los presos amontonados y no liberados”. La Sala I de la Cámara Penal pidió mejores condiciones para los internos. La Masacre de Esteban Echeverría no hace reflexionar al Ministerio de Seguridad.

La Sala I de la Cámara Penal de Bahía Blanca suspendió el ingreso de nuevos detenidos a la Unidad Penitenciaria N° 19 de Saavedra. El fallo confirmó lo dispuesto anteriormente por el juez de Ejecución Penal bahiense, Onildo Stemphelet, quien rechazó el pedido del Ministerio de Justicia de la Provincia, comandado por Cristian Ritondo.

La apelación contra el fallo de Stemphelet fue presentada por el director de Asuntos Contenciosos, de la Subsecretaría de Política Penitenciaria del Ministerio de Justicia, Maximiliano Veloso. La Cámara integrada por los jueces Guillermo giambelluca y Pablo Soumoulou rechazó el recurso del Ministerio y pidió más camas y colchones ignífugos para el penal.

La cárcel de Saavedra tiene la capacidad de albergar a 726 internos y cuenta hoy con 911. El fallo de la justicia bahiense va en contra de la doctrina de Cristian Ritondo que manifestó que “"prefiero a los delincuentes amontonados y no liberados". Además, en una entrevista con el periodista Luis Novaresio, el Ministro calculó que “un preso cuesta unos 30 mil pesos por mes".

El juez Stemphelet cruzó semanas atrás las declaraciones de Ritondo. Las calificó como “una barbaridad” y apuntó que “un Ministro no puede salir a decir que no puede sostener esta situación" y responsabilizó al servicio penitenciario y al Poder Ejecutivo" por no resolver el problema, al que calificó como "sumamente grave".

La Masacre de la Comisaría 3 de Esteban Echeverría se cobró la vida de ocho personas. En el lugar donde se produjo el incendio había 26 detenidos donde sólo podían albergarse diez personas. El hecho provocó la reacción de la Red de Jueces Penales de la provincia de Buenos Aires que vaticinó en un comunicado que estos sucesos no van a dejar de repetirse “a menos que los poderes públicos logren revertir las actuales políticas de encarcelamiento en comisarías”.