Jueves 13 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
LOCALES | 21.18.2018

La Plata: Trabajadores de Walt Mart denunciaron despidos encubiertos como retiros voluntarios

La empresa prevé achicar su planta mediante presiones a empleados para que firmen retiros voluntarios. Argumentan una baja de la rentabilidad pero delegados gremiales aseguraron que en los últimos cuatro días facturaron más de 40 millones de pesos.

Trabajadores y trabajadoras de Walt Mart de La Plata realizaron hoy una protesta en la playa de estacionamiento de la sucursal ubicada en Camino Centenario y 514 para protestar contra el plan de despidos que la empresa puso en marcha la semana pasada.

Denunciaron que la empresa prevé un recorte total de 60 empleados, divididos en dos etapas: 30 despidos antes de fin de año; y otros 30 en marzo. Para no despedir directamente al personal, mientras el gobierno nacional busca, mediante negociaciones con la CGT, la menor conflictividad social en diciembre, Walt Mart apela al recurso de los retiros voluntarios.

Laureano Jáureguí, delegado del gremio, contó a Política&Medios que la empresa basa sus argumentos en una supuesta pérdida de rentabilidad. “Sabemos que la situación económica del país no es la mejor”, expresó pero también calculó en unos 40 millones de pesos la facturación de los últimos cuatro días del supermercado. “Ellos siguen teniendo rentabilidad”, aseguró.

La empresa multinacional ya acordó una serie de despidos, mientras continúa con presiones a aquellos que no se acogieron al régimen de retiros voluntarios. Además, según expresó el delegado gremial, hay trece trabajadores “acuartelados” a los que no dejar cumplir sus tareas y “juegan al desgaste” para que acepten las condiciones de la patronal. Hasta el momento, los responsables de los despidos encubiertos llamaron a veinte empleados para ofrecerles retiros voluntarios. Sólo siete aceptaron.

Según el portal Infogremiales, la empresa tiene un plan de achique de unos dos mil metros cuadrados de la sucursal porque “hay sectores que no son rentables”. Jáuregui concluyó con que “la empresa se aprovecha de la mala situación económica para despedir a los trabajadores”.