Jueves 13 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
ECONOMIA | 21.18.2018

Precios descuidados: la canasta básica es menos variada, menos saludable y de segundas marcas

Según un relevamiento del Centro de Economía Política Argentina, los productos del programa Precios Cuidados tuvieron un fuerte incremento y tomaron relevancia las segundas marcas. "Ascienden a 65 los productos que se mantienen desde 2015, y tienen un promedio de incremento de 120% acumulado", aseguraron.

El gobierno de Mauricio Macri decidió continuar "Precios Cuidados" con objetivos anti-inflacionarios desde 2015, pero la crisis económica y la alta inflación de este año desgastaron el beneficio que trae a los consumidores hasta generar varios cambios en la efectividad del programa. Entre ellos, la relevancia de las segundas marcas en la canasta básica, lo mismo que el aumento de productos de almacén y procesados en reemplazo de los frescos y la falta de variedad en los saludables o light.
"A contramano de las declaraciones del Director Nacional de Defensa del Consumidor, Blanco Muiño, que indicó que en este acuerdo se hizo foco en la canasta básica luego de los aumentos que afectaron especialmente al precio de las harinas, faltan productos de primera necesidad como huevos y pollo y se redujeron sustancialmente las variedades de carnes frescas, frutas y verduras", expresó en un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA).
Además, en el total de la canasta básica de "Precios Cuidados", solo el 63% representa productos alimenticios contabilizando 58 productos en el rubro alimentos y bebidas, con un aumento del 17% promedio en los últimos doce meses. "Entre los que más aumentaron se encuentran productos de primera necesidad como el aceite mezcla de girasol y maíz Siglo de oro x 900 cc (52%), queso crema clásico y light Casancrem por 500 gr (28% y 27% respectivamente), leche entera UAT Verónica x 1 L (24%), leche en polvo entera Purísima x 400 gr (22%) y yerba mate Nobleza Gaucha x 500 gr (22%)", reveló el informe.
Por otro lado, entre los productos alimenticios ofertados, la tendencia cedió hacia los procesados y de almacén mientras que los frescos están casi ausentes. De 2015 a 2018, en el rubro de carnes se pasó de tener cinco cortes a solamente dos, espinazo y picada; en cuanto a verduras y frutas, de ocho variedades quedaron dos: la manzana y la papa. El aceite tenía por lo menos 15 variedades de marcas y en la actualidad solo se consiguen dos de girasol y dos de mezcla.
Otro cambio importante que analiza el CEPA es el reemplazo casi total de productosEn este contexto, cabe indicar que el Estado argentino cuenta con escasas herramientas para hacer frente a una política antinflacionaria, de control de márgenes de la cadena y de eficaz defensa de los derechos del consumidor de primera marca por los de segunda o los propios de los proveedores. "Un dato llamativo de la lista de 2018 es la incorporación de productos propios de distintas cadenas mayoristas y de supermercados, cuya disponibilidad se reduce únicamente a dichos comercios, por lo que se dificulta el acceso a la mayoría de los consumidores", explicaron. Es decir, del total de los 600 productos que combinados componen la canasta, 54 corresponden a productos de los proveedores: 15 marcas propias de Carrefour, 15 de Yaguar, 11 de Makro, 9 de Día % y 4 de mayoristas.
Por último, el informe del Centro manifiesta que "en este contexto, cabe indicar que el Estado argentino cuenta con escasas herramientas para hacer frente a una política antinflacionaria, de control de márgenes de la cadena y de eficaz defensa de los derechos del consumidor". Sobre esto, se acusa al gobierno de Cambiemos de fallar en la aplicación del programa desde su difusión y propaganda, en las negociaciones con otros integrantes de la cadena para beneficiar a las empresas más pequeñas y en la interpretación de las causas de la inflación y en las medidas para combatirla.