Sábado 15 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
ECONOMIA | 15.18.2018

La inflación no da tregua: aumentó un 5,4% en octubre

Así alcanza un acumulado de 39,5% en los últimos diez meses según datos del INDEC. Es el año más inflacionario desde 1991.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) publicó hoy el informe oficial sobre los Precios al Consumidor en octubre y el porcentaje se mantuvo alto. En este sentido, registró una variación de 5,4% con relación al mes anterior.

Si bien hay un mejoramiento comparado al mes de septiembre cuando alcanzó un 6,5%, una de las más altas desde que asumió Mauricio Macri, sumando a octubre, la inflación acumulada roza el 40%, muy lejos del 15% estimado en el Presupuesto 2018.

"Los bienes tuvieron una variación de 5,8%, mientras que los servicios tuvieron una variación de 4,6% con respecto al mes anterior", informó el INDEC. Además, si se toma un elemento de la canasta básica, por ejemplo el pan, en Buenos Aires, el kilo cuesta en promedio $71,90, lo sigue la Patagonia con $67,27 y las demás regiones entre 52 y 58 pesos. En el caso del pan, en 2015 el kilo costaba alrededor de $25.
Con respecto al rubro de alimentos el de mayor impacto este mes, el incrementó fue de 43,9 y ya supera el acumulado en los primeros diez meses del año de 39,5%. La Patagonia registró un 40,8 siendo la región más alta y el Gran Buenos Aires con Capital tuvieron la más baja con 39%. Las demás regiones rondaron cerca de ambos porcentajes.
Cabe destacar, que la canasta básica tuvo un aumento del 117% ya que la inflación compromete a cada uno de los productos que la componen. Especialistas preven que a fin de año el acumulado sobre el Índice de Precios al Consumidor rondará muy cerca del 50%, lo que expresa la difícil realidad consecuencia de la gran devaluación y la crisis cambiaria por la que atraviesa el país desde abril.
Por último, en el Presupuesto 2019 aprobado recientemente en el Senado, la estimación de la inflación para el año que viene será del 23%, lo que representa una baja que llegaría casi la mitad de la que cerrará en el 2018.