Lunes 17 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 13.18.2018

Los despedidos de Siam denunciaron que la empresa incumple la conciliación obligatoria

Los veinte trabajadores despedidos permanecen en la planta con el reclamo de que la empresa acate lo dictado por el Ministerio de Trabajo. En 2015 eran 500 obreros y hoy sólo hay 60 en actividad.

"En el día de hoy la empresa Pilisar S.A-Newsan incumple la conciliación obligatoria dictada por el ministerio de trabajo y no dejó ingresar a los 20 trabajadores que habíamos sido despedidos el 9 de noviembre", denunciaron los operarios que permanecen en las inmediaciones de la planta reclamando por lo dictado por el Ministerio de Trabajo.
También invitaron a "toda la comunidad, trabajadores, organizaciones sociales y políticas" a las 16 para darle más volúmen a la protesta. Denunciaron que la empresa "sigue actuando en la ilegalidad y jugando con el hambre de nuestras familias" y agregaron que "queremos volver a trabajar y vamos a continuar con las medidas que sean necesarias para lograrlo".
Según consignó el diario Página 12, un despedido, en declaraciones radiales, detalló que tras los veinte despidos "de un grupo de 80 trabajadores ahora quedaron 60, cuando en 2015, eramos 500". Los telegramas de los últimos despidos tienen fecha de viernes pero fueron anoticiados ayer cuando llegaron a su lugar de trabajo.
Vale recordar que ya en agosto empezó el alerta de los trabajadores por la crítica situación laboral en la que se encontraban. En aquel entonces ya denunciaban que "la empresa nos suspende todos los viernes al 75% de nuestro salario". Por otro lado, desde la empresa les daban dos opciones: "una era llegar a un arreglo mandando la renuncia y que nos indemnizaran; y la otra era esperar a ser despedidos".
A prinicipios de septiembre, los trabajadores de Siam realizaron un abrazo a la metalúrgica para visibilizar el conflicto y reclamar por el sostenimiento de las fuentes laborales. La crítica situación laboral de los obreros metalúrgicos en Avellaneda se sumó al cierre definitivo de Metalúrgica Tandil, propieda de Renault, que dejó a cerca de 200 personas sin trabajo.