Martes 13 de noviembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 8.18.2018

Sergio Massa: "Nosotros vamos a competir contra Cristina Kirchner"

Así lo expresó el líder del Frente Renovador en una entrevista con La Nación +. Le abrió las puertas de su espacio a Emilio Monzó y pidió al gobierno un "cambio del rumbo económico".

El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, insiste con participar en las elecciones de 2019 con su armado y continuar por "la ancha avenida del medio". "Nosotros vamos a competir contra Cristina Kirchner", confirmó ayer en una entrevista otorgada La Nación +.
Sin embargo, estimó que la ex presidenta no competirá por la presidencia el año próximo. "Si compite es una decisión de ella, nosotros vamos a construir una alternativa", reveló el ex jefe comunal de Tigre, que viene golpeado por la salida de dirigentes importantes de su espacio en el Congreso.
Sobre una posible candidatura, le dijo a la periodista María O´donnell que "tomamos la decisión de que hasta febrero o marzo del año que viene de no hablar de candidaturas" porque "primero tenemos que demostrarles a los argentinos que el camino del gobierno es el equivocado y que hay una alternativa para construir".
Por otro lado, invitó al presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó a formar parte de su espacio. Se sabe que Monzó ya no está a gusto en Cambiemos y sus vínculos con el peronismo siempre estuvieron bien aceitados. Además, a Massa le serviría contar con un bonaerense para encarar las elecciones. "Ojalá podamos incluir a Emilio Monzó en nuestra alternativa", confirmó.
Por otro lado, le pidió al gobierno un "cambio de rumbo económico" y anunció que la Argentina debe rediscutir el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Parafraseando a Néstor Kirchner remató que "los muertos no pagan" y recomendó al próximo gobierno que "necesitará de un acuerdo político, económico y social que le permita tener autoridad" frente al FMI.
Por último, reveló que la buena sintonía con Mauricio Macri se quebró en medio del debate por la ley de blanqueo de capitales. "El presidente no acepta que haya un dirigente de la oposición que le haya dicho que no cuando me llamó para pedirme que incluyera a los familiares en el blanqueo", dijo y concluyó que "desde ahí se enojó mucho".