Miércoles 12 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 24.18.2018

Citaron a indagatoria a líderes de ATE por la protesta en el Ministerio de Economía de trabajadores del Astillero

Oscar de Isasi y Francisco Banegas deberán presentarse a declarar por pedido del fiscal Marcelo Romero, quien los imputó el pasado 4 de octubre. Ayer, desde ATE Nacional denunciaron persecución contra los trabajadores del ARS.

Se intensifica la persecución política contra los trabajadores del Astillero Río Santiago. El fiscal platense Marcelo Romero citó a indagatoria para el martes 30 de octubre a los secretarios generales de ATE Provincia y ATE Ensenada, Oscar de Isasi y Francisco Banegas, por la protesta que realizaron junto a trabajadores del ARS el pasado 18 de septiembre en la sede del Ministerio de Economía bonaerense.
El fiscal imputó a los dos líderes gremiales el 4 de octubre por la posible comisión del delito de coacción agravada al “abusar de los atributos que la representación conferida por las bases le otorgaron”. Además, los culpan por incitar a sus representados para que “ocupen violentamente las instalaciones”. La denuncia fue presentada por el ministro Hernán Lacunza, a quienes los trabajadores acusaron de no respetar la "tregua" acordada entre las partes tras la protesta.
Tras aquella imputación, el referente de ATE Ensenada aseguró que "faltan a la verdad porque no hubo violencia ni al ingreso ni durante la presencia pacifica dentro del Ministerio de Economía de la Provincia de Buenos Aires”. La movilización e ingreso al Ministerio se efectuó por la suspensión de una reunión entre funcionarios y trabajadores, a la que se había comprometido a concretar el gobierno provincial en un acta firmada por el presidente del ARS el 14 de septiembre.
Ayer en una conferencia de prensa de ATE Nacional, la dirigencia del gremio apuntó que “la imputación es más una expresión de temor que de fortaleza. Hace siete u ocho meses empezó un operativo del poder para desprestigiar al Astillero Río Santiago y a sus trabajadores, cuando Vidal dijo que la empresa daba pérdidas. Luego el Presidente Macri lanzó que al Astillero había que dinamitarlo, y además desde Canal 13 se quiso instalar que no servía para nada, que los trabajadores ya no tenían nada que hacer y que los dirigentes sindicales éramos corruptos. Por último, la represión feroz”.