Martes 11 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 19.18.2018

En contra del trapaso a la Ciudad, un centenar de policías federales tomaron el Ministerio de Seguridad porteño

El conflicto data de 2016. En marzo y abril, centenares de efectivos protestaron frente a la Legislatura y la Casa de Gobierno porteñas. Sin respuestas oficiales, 120 efectivos tomaron un sector de la cartera que conduce Martín Ocampo.

Un grupo de 120 ex policías federales tomaron un sector del Ministerio de Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en reclamo por el traspaso que les impusieron hacia la Policía de la Ciudad. La toma policial comenzó anoche y aún no recibieron respuestas favorables a sus reclamos por parte de los funcionarios.

El conflicto tiene su trayectoria. La transferencia de personal se realizó en el marco de la Ley de la Policía de la Ciudad, aprobada por la Legislatura porteña en 2016 pero el personal de la fuerza federal está regulado bajo una ley nacional. Es la ley N° 21965 que regula "el conjunto de deberes, obligaciones y derechos que las leyes, decretos y reglamentos establecen para el personal en actividad o retiro". De ahí surge el planteo de la ilegalidad del traspaso.

Otro planteo, más allá de cuestiones legales, es el del "sentido de pertenencia" a la fuerza federal. "No estamos contra la Policía de la Ciudad ni contra los que aceptaron el traslado pero queremos que se nos respeten nuestros derechos" dijo un efectivo retirado ante este medio durante las protestas de marzo y abril. Además, explicó que "hay agentes que estudiaron, se capacitaron y trabajaron durante años en la Federal y quieren seguir perteneciendo".

Según manifestaron a diversos medios, los policías que llevan adelante la medida de fuerza no se irán del lugar hasta "que atiendan nuestros reclamos". Los efectivos no pueden presentar demandas colectivas por su inhibición, por ley, a la actividad sindical. Sin embargo, quienes ocuparon un sector del Ministerio conducido por Martín Ocampo están armados durante la protesta.

Por último, también reclaman contra el incumplimiento de Ocampo, que en la protesta realizada el 13 de abril les prometió ofrecerles una "respuesta favorable" en el corto plazo.