Jueves 13 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 9.18.2018

Los profesionales de la salud de la Provincia comenzaron un nuevo paro por 48 horas

Tras la medida de fuerza de la semana pasada y la Marcha Federal de la Salud, mañana movilizarán en La Plata en protesta de las demandas incumplidas a los residentes. Además, exigen ser convocados paritaria. "La degradación del Ministerio de Salud es una decisión política del gobierno nacional que pone en riesgo la condición sanitaria de la población", señalaron desde CICOP.

La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) comenzó un nuevo paro de 48 horas luego de la medida de fuerza de la semana última, que culminó con la multitudinaria Marcha Federal de la Salud el 4 de octubre en Capital Federal.

En un documento emitido en el marco de esta nueva medida de fuerza criticaron fuertemente la política económica y sanitaria de la Alianza Cambiemos. Para CICOP "la degradación del Ministerio de Salud" está directamente vinculado al "programa de ajuste pactado con el Fondo Monetario Internacional donde el pago de la deuda externa y sus intereses se convierten en la meta principal del plan económico". En este contexto, se "pone en riesgo la condición sanitaria de la población", dispararon.

El miércoles 10, los profesionales de la salud movilizarán en La Plata con motivo de una serie de reclamos desoídos en torno al reconocimiento de la condición de trabajadores de los residentes. Son "quienes sostienen con su labor diaria una gran parte del sistema de Salud provincial en condiciones no equitativas", sostuvieron. Mañana habrá una reunión técnica para plantear estas demandas y los profesionales de la salud movilizarán en su apoyo.

También, como docentes, judiciales y estatales, los profesionales de la salud insisten en la convocatoria a paritaria. La Provincia convocó a los gremios en el marco de la ley 10.430, que regula la administración pública, pero desde CICOP "exigen el urgente llamado a paritarias de nuestra propia carrera".

Por último, denunciaron que el gobierno les aplicó unilateralmente aumentos no acordados "y de un monto menor que al resto de los estatales". Consideraron esto como "una grave discriminación hacia lxos profesionales de la salud, sumado al destrato y la falta de diálogo que padecemos".