Martes 11 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 4.18.2018

Tras el decreto de Vidal, Suteba propone ir a un nuevo paro docente por 48 horas

Así lo definieron, "por amplísima mayoría", los secretarios generales de los distritos bonaerenses en un plenario realizado hoy. Ahora restará conocer cuál es la posición del resto de los gremios nucleados en el FUDB.

En medio de la polémica por el decreto firmado por María Eugenia Vidal en el que ratificó los adelantos otorgados a cuenta de los docentes sin tener un acuerdo salarial, Suteba definió proponer al Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) la realización de un nuevo paro de 48 horas en la provincia de Buenos Aires.

Ayer se realizaron asambleas en las escuelas bonaerenses de todos los distritos de la Provincia para determinar la propuesta de cada seccional. Hoy, en el Plenario de secretarios generales de Suteba, "se defininió la continuidad y profundización del plan de acción provincial", según informaron.

En el plano provincial, decidieron elevar la propuesta al resto de los sindicatos agrupados en el FUDB de "la realización de la máxima medida de fuerza que se pueda garantizar, que implique Paro Provincial con un piso de 48 horas", además de llevar adelante "acciones regionales y distritales en rechazo a la política de ajuste educativo de Vidal".

Por otra parte, propusieron la "realización de acciones nacionales en el marco de la CTERA y la CTA y otras organizaciones sindicales, contra el ajuste y el Presupuesto 2019 de Macri que avala la reestructuración del Estado, la reducción de recursos destinados a políticas públicas y el desmantelamiento de la Educación y Salud públicas y los despidos".

Por último, definieron un "rechazo absoluto al Decreto Nº 1145/18 que impuso de manera autoritaria el Gobierno de Vidal y al intento de declarar a la Educación como ´servicio esencial´". Esto último es una iniciativa de legisladores de Cambiemos, cuyo fin es garantizar el ejercicio normal de las clases en medio de medidas de fuerza. Los gremios docentes consideraron que es un avance contra el derecho constitucional a huelga.