Martes 11 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 4.18.2018

San Isidro: La oposición denunció que Posse cobra 140 mil pesos mensuales extra por "gastos de representación"

Según las estimaciones realizadas por bloques opositores, el intendente Gustavo Posse cobra 360 pesos entre sueldo y este tipo de bonificaciones. Presentaron un proyecto para reducir el porcentaje de dichos "gastos" y consideraron "excesivo" el "sobresueldo en el contexto de crisis económica que golpea a los vecinos de a pie".

Bloques de la oposición en San Isidro revelaron que el intendente Gustavo Posse cobra un sobresueldo de 140 mil pesos al mes, además de su salario, en concepto de "gastos de representación". Por eso, ayer en la sesión del Concejo Deliberante, los bloques ConVocación por San Isidro (CVSI), Unión Cívica y UCR presentaron un proyecto de ordenanza para reducir esos "gastos" del 80 al 23 por ciento del sueldo básico del intendente.

Desde ConVocación por San Isidro señalaron que "según nuestros cálculos, el sueldo del intendente se encuentra entre los 360 y los 380 mil pesos, sumando el básico, más la antigüedad, más el 80 por ciento por gastos de representación", aunque aclararon que son estimaciones que realizan "sobre la base de las ordenanzas y leyes" porque "Posse se niega a mostrarnos sus recibos de sueldo".

El proyecto presentado por los bloques opositores establece que lo que el Estado municipal se ahorre por la reducción del porcentaje de los "gastos de representación" debe ser aplicado en "partidas de Educación, Salud Pública, Desarrollo Social", según reza el proyecto.

"La reducción de los gastos de representación a 23% del sueldo en vez de 80%, y de otras bonificaciones de altos funcionarios de la Municipalidad, resultaría en un ahorro anual de 35 millones de pesos que no es despreciable, y que puede ir a asuntos prioritarios como la salud, los colegios públicos, o a aumentar sueldos y horas extras de docentes, enfermeros y médicos", puntualizó el concejal de CVSI, Manuel Abella.

Además, el referente de la agrupación vecinalista, Marcos Hilding Ohlsson, expresó que "No se le puede pedir todo el esfuerzo a los vecinos en un año tan duro en la economía y con tanta inflación. Un sobresueldo de $140.000 para un Intendente que ya gana más de $200.000 es una exageración".