Martes 11 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 2.18.2018

En medio la crisis económica, Vidal dijo que "estar cerca de quienes más lo necesitan es mi principal preocupación"

La gobernadora bonaerense, en diálogo con Diarios Bonaerenses (DIB), se refirió a la actualidad de su provincia y el país. Explicó que con Cambiemos, buscan un cambio cultural antes que el económico político y que van a encaminar la situación. Además, aseguró que contra los trabajadores del Astillero Río Santiago no hubo represión, que "le duele" el Conurbano y que el peronismo tiene la intención de imponer más ajuste a Buenos Aires.

En diálogo con la agencia de noticias DIB, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, contestó acerca de los temas y problemas más importantes que atraviesa su gobierno en un contexto de crisis económica y en medio de la negociación por el reparto del ajuste para el año que viene.

"Yo siento que el cambio que vinimos a hacer es mucho más profundo que un cambio económico y político, es cultural", aseguró Vidal y advirtió que "superar el camino de decadencia de 70 años en dos y medio, es muy ambicioso. Creo que estamos parados en un lugar donde vamos a encaminar la situación, con mucho esfuerzo. Mucho más que el que ya se hizo".

Por otro lado, consideró que la crisis "no es igual para todos" y que mientras hay sectores más afectados también hoy hay lugares del interior que están sintiendo una mejora de expectativa como Mar del Plata y Bahía Blanca. En este sentido, ante la situación que atraviesa el Conurbano bonaerense con 31,9% de pobreza, expresó que "eso más que un caldo de cultivo es un dolor. El Conurbano siempre fue más pobre y la provincia es la que más pobres tiene en el país. Eso duele, interpela y ocupa".

En vísperas al ajuste que se viene para el año que viene, y en particular, sobre el monto que se trasladará de Nación a Provincia, la agencia DIB, consultó acerca del número preciso de dinero del que podría tratarse, pero la gobernadora aclaró que "hasta tanto no se defina qué impuestos nacionales que llegan a las provincias se van a ver afectados es difícil estimarlo". Y agregó, "sí está claro que la Provincia va a absorber una parte de los subsidios al transporte, el traspaso de Edenor y Edesur, pero el número aún no está definido".

Sobre esto, expresó que desde el peronismo "tienen la intención" de que la provincia de Buenos Aires asuma un ajuste proporcionalmente mayor a cambio de convalidar el presupuesto nacional.

Luego, fue interrogada por el conflicto que sostuvo su gobierno con el Astillero Río Santiago durante meses, donde hubo masivas movilizaciones y hechos de violencia y denuncias de represión por parte de la policía a los manifestantes. "No hubo represión. Un hecho donde hay 13 policías heridos, dos empleadas de Gobernación y ninguna persona que se haya presentado como herida en un hospital público por parte de quiénes manifestaban, claramente no es represión", manifestó Vidal.

En otro de los temas calientes del año para su gobierno, Vidal le atribuyó a los docentes la responsabilidad de no llegar a un acuerdo por los aumentos salariales. "Tuvimos 9 propuestas, todas como el resto de los que ahora van a entrar en proceso de revisión de paritarias. La mayor parte de los gremios, incluyendo los estatales no docentes, tienen cláusula de revisión que se empieza a rediscutir en estos días. Eso no lo aceptó el gremialismo docente, por eso no pudo haber acuerdo", explicó.

Por último, desde DIB le preguntaron si habría un hilo conductor entre los episodios de la granada en el Hospital Paroissien, los incendios en las escuelas, las amenazas de bomba y el caso de la docente torturada. Ante esto, la gobernadora manifestó que "hay hechos raros, que se salen de la historia". Y sostuvo que "lo que más importa es cómo eso le impacta a la gente, a los chicos que se quedan sin clases" y que "son todos hechos que venimos avanzando con la justicia para dar una respuesta y mostrar si hay alguien detrás quién es".