Miércoles 12 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 28.18.2018

Macri recomendó "aislar" compatriotas

El Presidente de todos los argentinos pasó del objetivo de unir a la población a convocar a apartar a aquellos a quienes considera envenenados, y, por lo tanto, insalvables. Diferenció a los "argentinos pacíficos" del resto, al que definió por oposición, como violentos. Endurecimiento del discurso ante la crisis económica.

Si le restaba alguna promesa por incumplir a Mauricio Macri era la de "unir a los argentinos". No porque haya hecho progresos en la materia pero hoy le dio definitiva sepultura. En una serie de tuits llamó a "aislar" a aquellos argentinos a los que señaló como agresivos, que, según él, conforman un "veneno social" y para el que hay que recetar un "antídoto". ¿Quiénes serían los consumidores de ese remedio? "Los argentinos pacíficos".

El Presidente pronunció estas definiciones totalitaristas tras una situación de lo más banal. El miércoles 26 de septiembre, publicó un video de una conversación que mantuvo con una pareja de jóvenes que emprendieron el proyecto de una pizzería. Durante la charla les recordó que "abrieron en un momento que vamos a tener una recesión de unos meses". Hoy, Macri denunció vía redes sociales que, tras la publicación del video, la pareja de jóvenes comenzó a ser víctima de agresiones en su página de facebook con "mensajes con lenguaje de odio deseándoles que les vaya mal, insultos, y textos humillantes dirigidos a esta pareja que sólo quiere trabajar y crecer con su propio negocio".

Aprovechó esta situación tan típica en la era de las redes sociales para denunciar la presencia de un "veneno social que persigue inocentes" cuyo "antídoto" para combatirlo, a consumir por "los argentinos pacíficos", es "aislar a las personas envilecidas". Esa fue la línea argumental de lo expresado por quien fue elegido para representar a todos los ciudadanos del país.

Ayer, también en una publicación de Facebook, bajo el título "Nosotros estamos del lado de Danilo" publicó otro video en el que un parrillero discutía con manifestantes que cortaban tránsito, a los que acusó de cortar la calle "justo donde él tiene su local de comidas". A los manifestantes los llamó "un grupo de inflexibles piqueteros" y "patoteros". Resaltó la angustia y como "impresiona ver a Danilo enfrentando él sólo a un grupo organizado que intenta llevárselo por delante".

Macri volvió de Estados Unidos con el cierre de un nuevo acuerdo con el FMI que implicará más ajuste. Él lo reconoció: "Abrieron en un momento que vamos a tener una recesión de unos meses". Lo único discutible en esa oración es la duración que tendrá la recesión. Pero además volvió con una estrategia discursiva. Los que protestan contra este modelo económico son el "veneno social". Y encima "persiguen inocentes". Hay que aislarlos.

Probablemente sea una estrategia para que se hable de la dureza de su discurso y no del crecimiento de la pobreza, del descalabro de la balanza comercial, ni de la tendencia alcista del dólar que el nuevo acuerdo con el Fondo pudo frenar. Ya superó los 42 pesos. El problema radica en que el Presidente alienta a la división de los argentinos mediante un llamado a la templanza y el coraje, como expresó, para enfrentar la etapa de mayor ajuste económico durante su gestión.

Así lo entendió el dirigente social Juan Grabois. En su cuenta de twitter se preguntó: "¿Busca enemistarnos para disimular las ´turbulencias´? ¿hablará luego de ´tempestades´?" Además, lo acusó de ser portador de una "irresponsabilidad inédita".

A Macri se le dificultó la promesa de bajar la inflación y apostó por la recesión económica. Abandono "el gradualismo". Se le complicó alcanzar el objetivo del "déficit cero", fue al Fondo. Ahora, generó más división entre los argentinos y prefirió aislar a los que no se acomoden a su modelo. El Presidente endurece cada vez más sus políticas ante cada situación conflictiva que se le presenta.