Miércoles 12 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 26.18.2018

A dos días de la presentación de listas, el radicalismo bonaerense convocó a la unidad y cruzó a Posse por impedirla

El intendente de San Isidro presiona por lugares para los suyos en la lista y promueve la posibilidad de presentar un armado propio. La UCR emitió un documento de llamado a la unidad y un intendente bonaerense trató a Posse de "radical de puerta giratoria".

A horas de la elección en el radicalismo bonaerense, el vicegobernador Daniel Salvador, quien resultará elegido nuevamente al frente del Comité provincial, llamó a la unidad interna. Mostró fortaleza con un comunicado que contó con el apoyo de casi toda la dirigencia radical frente a la intentona del intendente de San Isidro, Gustavo Posse, de instar a la presentación de dos listas que compitan por la conducción partidaria.
En el comunicado llamó a "continuar el camino de la unidad y del fortalecimiento partidario". En un documento que contó con la firma de 34 de los 36 intendentes radicales de la provincia, Salvador remarcó que "Cambiemos necesita del compromiso todos" y que el partido "viene transitando el camino de la unidad como elemento indispensable para renovar sus dirigentes".
El escrito también cuenta con el apoyo de seis diputados nacionales y una quincena de legisladores provinciales. "Quienes tenemos responsabilidades de gestión necesitamos un radicalismo unido y comprometido con el Cambio en la provincia".
Por último, el documento insistió con que la unidad "es la mejor herramienta para la renovación y la consolidación del radicalismo de la provincia de Buenos Aires". Este conjunto de definiciones tuvo un claro destinatario: Gustavo Posse. Es que el jefe comunal de San Isidro presiona para obtener lugares en la lista oficial que encabeza Salvador.
El intendente de Chacabuco y vocal del partido, Víctor Aiola, cruzó abiertamente al jefe comunal de San Isidro. "Algunos que quieren hacer internas son los radicales de la puerta giratoria, que han estado en el radicalismo, han salido y han vuelto a entrar", disparó en referencia al pasado kirchnerista de Posse.
El radicalismo bonaerense, encabezado por Salvador, no ve como una posibilidad una interna partidaria que pueda dar signos de división en medio de la crisis económica y, mucho menos, generarle a María Eugenia Vidal un desgaste en este contexto. Los referentes radicales apuntaron, sin nombrarlo, a Posse que con dos legisladores y un intendente del interior generó revuelo en las filas del partido centenario en la Provincia.