Sábado 15 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 24.18.2018

Vidal y Patricia Bullrich anunciaron una saturación policial en el Conurbano

En Quilmes, anunciaron la suma de 1500 policías federales a los seis mil ya existentes. El objetivo es superpoblar de efectivos las “zonas de alta densidad delictiva” y los lugares de importante afluencia de personas.

Para contener el delito creciente en el Conurbano en medio de la crisis social y económica, los gobiernos nacional y provincial anunciaron una “saturación” policial que constará de sumar 1.500 efectivos de la Policía Federal a los seis mil ya existentes que trabajan en zonas del Gran Buenos Aires.

En Quilmes, con la presencia del intendente Martiniano Molina, María Eugenia Vidal y la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, presentaron el nuevo refuerzo de fuerzas federales en territorio bonaerense. La Ministra explicó así el “programa de saturación”: “mucha cantidad de fuerzas en lugares importantes donde hay alta afluencia de gente y reforzar las zonas de alta densidad delictiva”.

Las zonas a reforzar están determinadas por “un mapa elaborado por la Provincia, de muy alta calidad, a partir del cual se sabe exactamente dónde se concentran los delitos y cómo trabajar sobre esos puntos calientes”, explicó Bullrich. También hizo hincapié en una intensificación del trabajo en estaciones de tren y terminales de ómnibus.

Por su parte, Vidal puntualizó en que desde su gobierno pueden dar la pelea contra el narcotráfico porque “ni el presidente, ni nuestros equipos, ni yo, somos parte”, en lo que se puede leer como una acusación contra otros sectores de la política.

En esa línea, apuntó contra los que consideraban que “la inseguridad era una sensación” y sostuvo que “para nosotros es un problema que sufren los bonaerenses”. Por eso, concluyó que “lo que anunciamos hoy es un paso más. Queremos que haya más presencia policial”.

Del anuncio participaron también el ministro de Seguridad de la Provincia, Cristian Ritondo, el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, y el jefe de la Policía Bonaerense, Fabián Perroni.