Jueves 18 de octubre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
ECONOMIA | 20.18.2018

Preocupación por la fuerte caída de la industria bonaerense

El Indicador Industrial de la ADIBA registró un derrumbe de 4,4% en el mes de julio de 2018 con respecto al mismo mes del año pasado. "El desempeño industrial dio nuevamente testimonio de la preocupante situación que atraviesa el sector", expresaron.

Los datos publicados por la Asociación de Industrias de la Provincia de Buenos Aires (ADIBA), demostraron que durante julio de este año, la industria bonaerense tuvo una importante caída en relación al mismo mes del año pasado con un 4,4%, siendo las PyMEs el sector más perjudicado.

"La economía nacional ha entrado en un terreno de profunda incertidumbre cambiaria y financiera, que afecta principalmente el nivel de precios" expresaron los industriales, que además compararon esta caída con lo que sucede actualmente a nivel nacional, donde las estadisticas arrojaron una merma del 5,7% interanual, acumulando, en los primeros siete meses del año, un crecimiento nulo.

Por su parte, destacaron que el segmento PyME bonaerense "enfrenta ruptura de la cadena de pagos y falta de precios de insumos de producción" y al mismo tiempo afirmaron que "las expectativas de los industriales PyMEs bonaerenses de cara al último trimestre del 2018 dan cuenta de una baja esperanza en la recuperación de las ventas del sector".

Además, el informe detalla los sectores industriales a nivel nacional, en donde se registraron caídas. De doce ramas, diez cayeron y las más debilitadas fueron "la industria del tabaco, industria textil, edición e impresión, refinación de petróleo, sustancias y productos químicos y la metalmecánica". Mientras que los únicos dos segmentos con alzas fueron las industrias metálicas básicas y la automotriz.

En el caso de Buenos Aires, tras la fuertes caída de mayo y julio (último mes de relevamiento de ADIBA), "el crecimiento acumulado en lo que va del año retrocedió y se ubicó en 1,65% en el primer semestre". De acuerdo a cada segmento, la industria alimenticia bonaerense acumula una caída del 3% como consecuencia del bajo consumo que impactó de lleno en la producción, la no alimenticia registra una baja de 9,9% y también hubo caída en los metales y la fabricación de cigarrillos.

Cabe destacar, que María Eugenia Vidal anunció créditos para la producción y el beneficio de las PyMEs, sin embargo la inestabilidad que atraviesa el segmento se da por la incapacidad de venta y la baja del consumo que en septiembre tuvo un derrumbe de 4,7%.

Por último, la Unión Industrial Argentina (UIA) manifestó que en los próximos meses "se espera una caída más marcada y generalizada, salvo en algunos sectores de exportación".