Sábado 15 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 17.18.2018

Los médicos bonaerenses profundizan su plan de lucha y habrá paro de 48 horas

Será el miércoles 19 y el jueves 20, en reclamo a la nula respuesta del gobierno ante las problemáticas que atraviesa la salud pública en la provincia. "Sin respuestas, sin convocatoria a paritarias, sin discusión salarial ni condiciones laborales persiste y se agudiza nuestro conflicto", expresó el titular de CICOP, Fernando Corsiglia.

Los médicos de la provincia de Buenos Aires pertenecientes a la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), decidieron en asamblea la continuidad y profundización de las medidas de fuerza con paro y movilización junto a estatales el día miércoles y con una serie de acciones locales y regionales para el jueves.

Además de las 48 horas de esta semana, desde el gremio aseguraron otro cese de actividades en el marco del Paro General convocado por las centrales sindicales los días 24 y 25.

De este modo, los profesionales de la salud pública continúan en conflicto con el gobierno de María Eugenia Vidal, en un contexto de despidos en el Hospital Posdadas, la degradación del ministerio de Salud a secretaría, la no de convocatoria a paritaria salarial, la falta de presupuesto y vaciamiento en los hospitales, entre otros.

"La degradación del ministerio a secretaría entendemos que es el golpe de gracia a una politica que no consideró nunca a la salud pública dentro de sus prioridades", manifestó el presidente de CICOP, quien agregó además, que la decisión "tiene un altísimo valor simbólico y que esto sucedió en gobiernos de facto y durante el menemismo".

Por su parte, desde el gremio reclamaron la reincoporación urgente de los 40 despedidos en el Hospital Posadas, donde según manifestaron "la situación es muy compleja y con mucha movilización por parte de los empleados". Se espera, que el miércoles un grupo de profesionales reclame en la puerta del hospital.

Por último, Corsiglia consideró que lo que pasa en el Posadas podría verse como un reflejo de lo que pretende el gobierno para la salúd pública en general. "Asistimos a una etapa de vaciamiento y despidos, un poco punta de lanza, prueba de ensayo de lo que se intenta para la salud pública de nuestro país", explicó.