Jueves 13 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 14.18.2018

Nuevo avance de Vidal contra los paros docentes: buscan declarar a la educación como "servicio esencial"

A pesar del conflicto, la Gobernación pretende que la realización de paros no afecte al dictado de clases. El impulsor es Guillermo Castello y cuenta con luz verde del Poder Ejecutivo.

Sin capacidad para resolver el conflicto políticamente, la Provincia busca cercenar el derecho a huelga de los docentes. Con el apoyo de María Eugenia Vidal y el presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca, el legislador bonaerense de la Coalición Cívica, Guillermo Castello, propuso declarar a la educación como "servicio esencial" con el objetivo de limitar las medidas de fuerza de los gremios docentes.

El gobierno bonaerense intentó retomar el debate sobre esta idea en medio del último paro docente de 48 horas en territorio bonaerense. "Es una buena variante para analizar, pensando en que no se pueden perder más días de clases en las escuelas", manifestó Mosca en Mar del Plata junto a Castello.

Por su parte, el diputado que responde a Elisa Carrió justificó el proyecto al decir que "“El derecho humano a aprender es de jerarquía superior al derecho de huelga, que no es absoluto. Esto implica que el dictado de clases no podrá ser interrumpido por medidas de fuerza".

Según trascendió, la propia Gobernadora encomendó a sus legisladores el avance del proyecto. Lo cierto es que para su aprobación debería negociar con los bloques peronistas que vienen de dar el visto bueno a la Emergencia Educativa en la Provincia por lo que será difícil que el deseo de Vidal se haga realidad.

Además, tras la tragedia de Moreno que se cobró las vidas de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez y el terrible suceso de secuestro y tortura de la docente del mismo distrito, Corina de Bonis, no pareciera que sea el contexto más apropiado para un nuevo avance contra los gremios docentes, en este caso, contra el derecho a huelga.

Esta iniciativa que busca garantizar el dictado de clases a pesar de las medidas de fuerza que puedan encarar los gremios se suma a los intentos de Vidal por descontar los días de paro del salario docente en cada ocasión que los maestros reclamaron durante el 2018.