Miércoles 12 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
ECONOMIA | 25.18.2018

Los incrementos en las jubilaciones y asignaciones no ocultan la pérdida del poder adquisitivo

Según un estudio de CEPA, los impactos de la nueva fórmula de movilidad para este año revelan que, más allá del próximo aumento de septiembre, la pérdida del poder adquisitivo desde 2015 hasta hoy es evidente.

El primero de septiembre habrá aumentos en las jubilaciones, las asignaciones familiares y pensiones a partir del nuevo índice de movilidad que aplica el gobierno nacional desde este año. Así, las jubilaciones tendrán un incremento de 6,68% y el haber mínimo pasará a $8.637,10. Mientras que la Asignación Uiversal por Hijo que, en la actualidad, es de $1578, pasará a $1684.

Sin embargo, el Centro de Economía Política (CEPA) hizo un promedio desde la asunción de Cambiemos hasta hoy, en el cual el porcentaje de pérdida es notoriamente alto. En el caso de las jubilaciones, de 2015 a 2018, se perdió un 8,5% del haber mínimo, es decir $740 por mes que además representa un 12% del poder adquisitivo de un jubilado. Con respecto a las AUH, el porcentaje de pérdida es 9,54%, lo que serían más de $160 al mes, en donde los beneficiarios salen derrotados en un 13% de su poder adquisitivo.

De todas formas, tanto los jubilados como los beneficiarios de asignaciones recibieron una bonifación por única vez en marzo. El de los jubilados varió según sus ingresos entre 375 y 750 pesos, mientras que el de las AUH se redondeó en 400 pesos.

"En la práctica, esta nueva fórmula para la actualización de haberes tiene importantes efectos, en dos sentidos. Por un lado, la consolidación de la pérdida en el poder adquisitivo de las jubilaciones experimentada durante los dos primeros años de la gestión de Cambiemos. Por otro, sumado a otras medidas en torno al sistema previsional como la eliminación de la moratoria jubilatoria, se observa el quiebre de un sistema jubilatorio inclusivo, donde no todos los adultos mayores pueden aspirar a los mismos derechos, sino que hay jubilados de primera y de segunda", explica el CEPA.

En este sentido, el jubilado que cobra el mínimo, a partir del mes próximo alcanzará un monto de $ 8.637,10 mientras que el que cobre la máxima llegará a $ 63.277,21. Además, a fin de año se prevee que la jubilación mínima alcance los $9.300.

Cabe destacar, que la movilidad se conforma con 70% de variación de precios, y el restante 30%, en relación a la variación de los salarios según la Remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (RIPTE).

"Se observa que durante 2018 la inflación considerada para la movilidad (julio 2017 a junio 2018, que se aplica entre marzo y diciembre de 2018) habrá alcanzado un 29,3%, mientras que el RIPTE ascendió a 26,11%, lo que derivó en un aumento acumulado de las jubilaciones de 28,35%. Es decir, la “fórmula Pichetto”, que incluyó la variación salarial, perjudicó a los jubilados en casi 1%", expresa el informe del CEPA.

Noticias Relacionadas