Lunes 10 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 22.18.2018

El gobierno de Vidal justificó la feroz represión a los trabajadores del Astillero y defendió a la Policía

Desde Gobernación defendieron el violento accionar policial contra trabajadores que reclaman por la reactivación de una fábrica histórica del país. Los policías de civil encabezaron la detención de los manifestantes.

En medio de una masiva movilización que los trabajadores del Astillero Río Santiago realizaban ayer en defensa de sus puestos de trabajo y por la reactivación de la fábrica de buques, la Policía Bonaerense reprimió a los manifestantes con balas de goma y gases lacrimógenos y detuvo a cinco personas.

Cuando la movilización llegó a La Plata desde Ensenada, los trabajadores se encontraron con un fuerte operativo policial montado en el centro de la capital provincial. El clima se tensó cuando un patrullero de la Policía de la provincia de Buenos Aires arremetió contra la marcha y atropelló a un manifestante.

Sin embargo, el gobierno de Vidal defendió el accionar represivo y cargó la culpa contra quienes reclamaban por la estabilidad de sus fuentes laborales y por la eliminación de un rubro descontado del salario.

Fuentes del Ministerio de Seguridad, conducido por Cristian Ritondo, sugirieron que "todo comenzó cuando un grupo de manifestantes arribó al frente de la Casa de Gobierno e intentó violentar las rejas con intenciones de ingresar al edificio, rompiero candados de alguno de los vallados y provocaron destrozos". El problema es que la represión fue feroz y se extendió contra la totalidad de los manifestantes, en pleno centro platense.

Además, participó una numerosa cantidad de policías de civil que fueron los que encabezaron la detención de los cinco manifestantes. Los detenidos fueron puestos en libertad, según informaron desde ATE Ensenada.

Además de defender el violento accionar de la Policía, hicieron hincapié en "doce efectivos policiales" heridos tras un mega y desproporcionado operativo que afectó a más de 400 policías.

En tanto que desde ATE Ensenada, su secretario general, Francisco Banegas, responsabilizó por la represión y el vaciamiento del Astillero a la gobernadora María Eugenia Vidal, durante una conferencia de prensa realizada ayer en 7 y 49 luego de los incidentes.