Martes 14 de agosto de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 9.18.2018

Vidal anunció un refuerzo de 12 mil policías en el conurbano para combatir el delito callejero

Mediante retenes y controles sorpresivos, el gobierno de la Provincia buscará hacer frente al problema de la inseguridad en 29 distritos del conurbano.

La gobernadora María Eugenia Vidal anunció hoy en Lanús un refuerzo de controles de seguridad en 29 localidades del conurbano bonaerense. Para ello, se reasignarán 12 mil efectivos de la Policía Bonaerense a las "zonas calientes" más la colaboración de las policias locales y las direcciones de tránsito municipal.

Acompañada por el intendente Néstor Grindetti, el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, y un conjunto de jefes comunales oficialistas y opositores, Vidal admitió que "en estos dos años y medio hemos trabajado mucho juntos pero todavía falta y no alcanza con todo lo que hacemos". "Por eso es que hoy queremos anunciarles un proyecto que se va a poner en funcionamiento en estos días y que tiene que ver con mucho más control y presencia policial en la calle frente a un problema que nos preocupa a todos: el tema de los motochorros", explicó.

La iniciativa ya había sido comunicada por el Ministerio de Seguridad dos semanas atrás y hoy se oficializó con la palabra de la Gobernadora. "El estar más y mejor en la calle nos va a permitir poder cuidar más a cada uno de los vecinos. Para eso tenemos que unir todas nuestras fuerzas", dijo Vidal y detalló que "por eso la Policía de la Provincia, más allá de los efectivos que hoy tiene trabajando en las calles, particularmente del conurbano, va a sumar a todos sus cuerpos especiales: caballería, infantería, grupo de operaciones especiales, policías distritales y a las que están trabajando en narcotráfico".

"Todos los efectivos que tenemos para poner en la calle, van a estar en la calle" reforzó la Gobernadora y dijo que "acá no hay colores políticos, acá estamos juntos porque sabemos que es una de las principales preocupaciones de la gente". Hizo hincapié en la "reforma profunda de la Policía".

Por otro lado, respaldó los dichos del jefe de la Policía Bonaerense, Fabián Perroni, cuando éste reconoció que, producto del deterioro económico y social, el delito de asalto y hurto es el que más aumenta. "Hoy podemos decir que logramos bajar los homicidios, que logramos bajar los secuestros, la piratería del asfalto pero sabemos que tenemos pendiente una deuda con los robos en la calle, con los asaltos, con los hurtos y eso es lo que genera miedo en nuestros vecinos", remarcó Vidal.

También reveló que visitó a los familiares de Tamara Ramírez y Lourdes Espíndola, las policías bonaerenses fallecidas durante hechos delictivos. "Esos son los policías a los que tenemos que honrar y a los que tenemos que cuidar", sostuvo.

Por último, explicó que los efectivos afectados a estos controles "van a tener unas pequeñas cámaras en sus uniformes para grabar todos y cada uno de los procedimientos" y que "van a haber cámaras externas funcionando que se van a poder controlar desde móviles para saber en tiempo real cómo están funcionando".