Viernes 14 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 30.18.2018

Luego del receso invernal, se realiza un paro de estatales, médicos, judiciales y docentes en toda la provincia

Como habían adelantado a este portal, los distintos gremios bonaerenses realizan un paro de 24 horas en reclamo por paritarias. Además, los docentes no acataron la conciliación obligatoria impuesta por Vidal y mantienen la medida de fuerza. Movilización y corte en Avenida 7 y 50 en La Plata.

Terminado el receso por vacaciones de invierno, los estatales de ATE, trabajadores judiciales de AJB, los médicos bonaerenses de CICOP y los gremios docentes llevan a cabo hoy una medida de fuerza por 24 horas en protesta por condiciones laborales y reapertura de la paritaria salarial al gobierno de María Eugenia Vidal.

Además, al paro de actividades se suma una movilización por el centro de la ciudad de La Plata con corte en la avenida 7 y calle 50, donde se concentraron durante la tarde.

En este sentido, la semana pasada el presidente de CICOP, Fernando Corsigilia, adelantó a PoliticayMedios la posibilidad de un paro en conjunto, luego de las dos semanas de receso invernal, y así sucedió. También, el reclamo se enmarca en un paro nacional docente al que adhieren Suteba y demás gremios provinciales a los cuales les dictaron conciliación obligatoria pero la desobedecieron.

El paro de 24 horas, se origina por el mismo motivo para todos los trabajadores de los distintos sectores: la convocatoria a negociar paritarias salariales. De este modo, los sindicatos buscan despegarse del techo del 15% ofrecido desde principio de año por el gobierno, considerado "insuficiente", y firmar un porcentaje de aumento que sea acorde a los niveles de inflación que atraviesa el país.

Caso por caso, la Asociación Judicial Bonaerense no reabre sus paritarias desde mayo; los médicos bonaerenses de CICOP, tuvieron una sola reunión en junio cuando rechazaron el 15% en tres tramos; los gremios docentes que rompieron récord de reuniones para negociar no lograron mover al gobierno del porcentaje techo y en la última le ofrecieron un 16,7% que fue inmediatamente rechazado; y los trabajadores de ATE, perciben una situación idéntica con respecto a los aumentos en el salario.

En este sentido, la conflictividad laboral que comenzó desde el principio de año, parece prolongarse al segundo semestre. Un fenómeno que, en realidad, se viene dando desde el año pasado cuando se contabilizaron por lo menos 778 paros de actividades en la Argentina.